CORONAVIRUS

'Los últimos de la UCI tenían 33 años': el repunte de casos en jóvenes preocupa a los sanitarios

Como sanitaria que ha estado al frente de personas en situaciones críticas por culpa de la COVID-19, asegura e insiste en que nadie está libre ni de contagiarse, ni de enfermar de gravedad. "Pedimos responsabilidad, calma y paciencia".

'Los últimos de la UCI tenían 33 años': el repunte de casos en jóvenes preocupa a los sanitarios

Ana Cerezales, especialista en Medicina Interna en el Hospital Doctor José Molina Orosa, lanza un mensaje, especialmente a los jóvenes, y pide "responsabilidad, calma y paciencia". Como sanitaria que ha estado al frente de personas en situaciones críticas por culpa de la COVID-19, asegura e insiste en que nadie está libre ni de contagiarse, ni de enfermar de gravedad. "Los últimos pacientes que hemos tenido en la UCI tenían 33 años", añade.

Responsabilidad  por las personas entre 60 y 69 años

El hecho de que la edad media de los positivos se sitúe ahora por debajo de los 30 años es una buena noticia dado que en esa franja de edad el virus tiene menos riesgos. No obstante, eso no significa que este nuevo incremento, llamada 5ª ola ya en algunos lugares, no vaya a tener consecuencias en el Sistema de Salud, ni tampoco que todos los contagiados vayan a quedar libres de síntomas, ingreso o secuelas.

"La vacuna está siendo efectiva, y eso se ha comprobado porque no ingresa gente que ha recibido la pauta completa. Por eso debemos tener paciencia", apunta. La responsabilidad individual debe mantenerse también por aquellas personas de entre 60 y 69 años, que recibieron hace ya muchas semanas la primera dosis de AstraZeneca y a los que aún no se les ha administrado la segunda, por lo que continúan vulnerables al virus.

Aunque los jóvenes enferman menos, no están libres de contagiarse y tampoco de requerir ingreso. Así se ha demostrado durante todo este tiempo y así lo ha explicado Cerezales, confirmando casos de jóvenes que han estado en la Unidad de Cuidados Intensivos. "No pedimos que no socialicen, pero sí que se haga de forma responsable", expone.

Además y a pesar de que el foco de los nuevos contagios no estará en los hospitales, sí puede ocasionar problemas en la Atención Primaria. Los contagiados  tendrán que acudir a sus centros de salud para ser diagnosticados y tratados, aunque no tengan que ser hospitalizados de gravedad.

'Los últimos de la UCI tenían 33 años': el repunte de casos en jóvenes preocupa a los sanitarios
Comentarios