Top Secret, 23 de octubre de 2017

Como nunca antes

22/10/2017
Como nunca antes
La nueva política tiene estas cosas: introduce elementos hasta ahora desconocidos para el gran público. Como muestra, dos botones: Somos anunciando el inicio de conversaciones para censurar a Pedro San Ginés y, a las pocas horas, Podemos diciendo que no hace falta, que ya están ellos. Puede que fuera Enrique Pérez Parrilla quien, sin querer, bautizó la nueva política. Fue en 2008, cuando la entonces savia nueva del PSOE decidió apearse de la cosa pública. Al entonces alcalde de Arrecife le dimitieron tres jóvenes concejales: Miguel Ángel Ferrer, Marcos Bergaz y Fayna Álamo. De los tres, sólo el segundo persevera en el tema este. Pérez Parrilla dijo entonces que ser joven, tener pareja y ser fogoso es incompatible con la política. Seguramente lo diría en el tono socarrón que, de vez en cuando, le caracteriza. En realidad quiso decir que estos tres (y otros  que ha habido después) no tragaban con las rueda de molino que se cruzan con demasiada frecuenta por los pasillos de las instituciones. El trío hizo bien: al poco estalló el llamado Caso Unión. De puro fogoso. Y ese ayuntamiento no ha vuelto a levantar cabeza. Independientemente del color político que lo haya gobernado. 
 
Somos y Podemos
Desde entonces hasta estas últimas elecciones, pocas novedades. Hasta que, de repente, el movimiento 15M desemboca en política e irrumpe Podemos. Y a nivel local aparece también Somos, que viene a ser un Podemos sin gododependencia, que diría alguno de sus miembros. Su presencia en las mesas de plenos se ha notado de muchas maneras. Pero probablemente haya sido en esta última semana cuando más palpable se ha hecho la llamada 'nueva política'. El jueves a la tarde, Somos emite un comunicado anunciando urbi et orbi que comenzará a reunirse con este y con aquel con el fin de terminar con la inestabilidad que vive el Cabildo de Lanzarote desde hace meses. Antes eso se intuía y tenía que bajar uno a las alcantarillas de la política para ver si trincaba algo. Pero hubo más. Todavía no repuestos del todo de ese ejercicio de sinceridad, va Podemos y dice que ellos están a lo mismo pero que además se ofrecen para presidir la institución en caso de moción de censura. Y ahí fue cuando ya Pedro San Ginés pudo respirar más tranquilo. Transparencia, la que quieran. Sinónimo de nueva política. Enredarse en los mismo de siempre sin llegar a acuerdos... nos tememos que será lo siguiente. Sinónimo de la política de toda la vida.
 
Ganó Loli
Pues nada. Hubo primarias en el PSOE y se desveló la incógnita: Loli Corujo Berriel renueva como Secretaria General en la isla. Ahora ya podrá renunciar tranquila a la alcaldía de San Bartolomé como continuación a la hoja de ruta establecida. Parecía lo lógico. Una dimisión consumada junto a un hipotético triunfo de Marcos Hernández hubiese embarullado bastante los planes de la nueva dirección regional. La victoria de Corujo Berriel por 310 votos, por 210 de Hernández, viene a hacer válidos los pronósticos del 60/40 que manejaban en su propia candidatura. La reelegida Secretaria General tiene ante sí un ardua tarea: llevar al socialismo insular al triunfo electoral, sí (como todos), pero empezando desde el principio. Y lo inmediato, como diría Susana Díaz (¿se acuerdan de ella?) es ponerse a coser como una descosida (valga la expresión) para ver si es capaz de unir el partido sin que queden muchas cicatrices. La pelea ha sido muy gorda estos días. Y se han dicho cosas muy gruesas. Aunque dicen los que saben que eso siempre ha sido así. La única diferencia es que en el pasado no había Facebook.  Y puede que en el futuro, en el PSOE insular, tampoco lo haya.

1 Comentarios

Si las cosas fueran como aquí parecen contarse, las conclusiones serían ciertas. Pero ¿y si no fueran así? ¿Y si alguienes, en la trastienda, después de haber emitido otras señales, hubieran jugado a aprendices de brujo para achicharrar a Podemos y les salió el tipo por la culata? Pregunten, pregunten, por la "amplitud de miras".

Añadir nuevo comentario