MAP
EFEMERIDE

Luto en Lanzarote aquel 6 de diciembre de 1978

Foto reducida: Miguel Ángel Rodríguez García, superviviente, con una maqueta del Cruz del Mar (JL Carrasco, noviembre de 2008).
MAP 5/12/2018
No fue un día cualquiera en Lanzarote aquel 6 de diciembre de 1978. A las 08.00 horas de la mañana se constituyeron con toda normalidad las mesas para el referéndum constitucional y sobre las 9.30 horas se iniciaron las votaciones. A lo largo de la jornada, la población acudió a las urnas para emitir su veredicto en torno a la Constitución Española y se inclinó masivamente por el Sí, un proceso capitaneado por Adolfo Suárez y pactado con los grandes partidos políticos de entonces.
 
Al ofrecerse los resultados provisionales, en Arrecife el Sí recogió 9.348 papeletas y el No sólo 279. Esa fue la tónica en toda la isla y en La Graciosa. ¿Anécdotas? Un votante introdujo por error un billete de lotería dentro de la urna y otro el carnet de identidad. Es lo que tiene la falta de hábito. Ambos, lógicamente, tuvieron que esperar a que se abrieran las urnas, a última hora de la tarde, para recuperar sus pertenencias.
 
Un componente de una mesa tuvo que ser sustituido porque era analfabeto
Más anécdotas. En una de las mesas de Arrecife uno de sus componentes tuvo que ser sustituido al comprobarse que era analfabeto. Una señora de 75 años se dirigió al corresponsal del periódico El Eco de Canarias en Lanzarote, Andrés Pallarés Padilla, muy preocupada por si “le pudieran quitar la pensión si no votaba”. Su colegio electoral estaba muy lejos “y era un terrible trastorno para ella votar”, pero, finalmente, “la tranquilizaron para que actuara en conciencia”. La falta de costumbre y el miedo latente que proyectaba el régimen franquista no pudo con la alta participación y con las ganas de democracia. 
 
La campaña previa y la celebración misma del referéndum se vio empañada por los sucesos el Cruz del Mar, acaecidos unos días antes, el 28 de noviembre. El Cruz del Mar era un pesquero de casi 20 metros de eslora que faenaba en aguas del Sáhara, al sur de Canarias. Una zodiac con 24 hombres armados a bordo se abarloó al pesquero y se produjo el fatal desenlace: siete tripulantes murieron ametrallados en la cubierta, pero tres de ellos se lanzaron al mar sin que los asesinos se percataran. Eran los hermanos Eusebio y Miguel Ángel Rodríguez García y Manuel Hernández Marrero.
 
Lord Snowdon se encontraba en la isla para realizar un amplio reportaje
El mismo día que se celebraba el referéndum, El Eco de Canarias dedicaba un amplio reportaje a tratar de explicar tanto la identidad de los autores del atentado como las consecuencias del suceso: “El caso del dinamitado y hundido Cruz del Mar”, era el título que se complementa con una noticia desalentadora para las familias de los marineros: “La póliza del seguro no cubría el riesgo”.
 
En el polo opuesto, la crónica rosa recoge que Lord Snowdon se encontraba en la isla acompañado de fotógrafos y modelos profesionales para realizar un amplio reportaje “en los extraordinarios escenarios de Lanzarote”. El fotógrafo y cineasta británico estuvo casado con la Princesa Margarita, hija menor del Rey Jorge VI y hermana menor de la Reina Isabel II. Refleja la crónica: “Y como detalle significativo de la sencillez de este hombre decir que se está hospedando en el Hotel Lancelot Playa”, el señero pero nada lujoso establecimiento alojativo situado frente a la playa de El Reducto, en Arrecife.
 
Dos de los políticos de referencia la aquella época eran Luis Fajardo Spínola, que había sido elegido diputado en el Congreso, y el senador por la isla, Rafael Stinga. Ambos resultaron votados en las primeras elecciones generales de 1977.

1 Comentarios

Cuarenta años de democracia, cuarenta esperando una explicación oficial a aquel atentado.

Añadir nuevo comentario