EDUCACIÓN

La herencia de Luis Ramírez sigue ayudando a estudiantes 70 años después de su muerte

Los universitarios Eduardo Araya y Antonio Bethencourt han sido benefactores, un nuevo año, de estas becas otorgada con los fondos económicos que legó a su muerte Luis Ramírez

La herencia de Luis Ramírez sigue ayudando a estudiantes 70 años después de su muerte

La alcaldesa de Arrecife, Astrid Pérez,  y el párroco Miguel Hernández Suárez, entregaron el pasado viernes las becas del legado de Luis Ramírez a los familiares de los universitarios Antonio Bethencourt Ortega y Eduardo Araya Betancort,  quienes han recibido una ayuda económica de 500 euros cada uno.

Antonio Bethencourt Ortega estudia en la Universidad de Lleida un doble grado en Veterinaria y Ciencia y Producción Animal; y Eduardo Araya en Valencia estudios superiores de Ingeniería Forestal. Los familiares de los estudiantes beneficiarios, que recibieron los cheques de manos del párroco de San Ginés al encontrarse los estudiantes en la Península,  trasladaron su agradecimiento por esta beca económica recibida.

La alcaldesa pudo conocer de manera directa el avance de estos jóvenes universitarios naturales de  Arrecife- a través de su madre, y tía, respectivamente-  y alabó el esfuerzo y determinación que han puesto ambos universitarios en sus estudios

Por su parte, el párroco Miguel Hernández explicó que los beneficiarios de estas ayudas- que se seleccionan directamente desde la Parroquia- han de acreditar que superan con aprobados los cursos correspondientes.

El  Ayuntamiento de Arrecife recuerda que Luis Ramírez González , promotor del edificio que alberga la actual Casa de la Cultura de Arrecife Agustín de la Hoz, nació en Lanzarote en 1884 y falleció en Barcelona en 1950, en un viaje en peregrinación hacia el Vaticano. Estas  becas derivan del legado que en 1954, firmado 15 años antes de su defunción,  dejó este filántropo de la cultura y las artes,  y cooperador con los Padres Salesianos en Canarias. Con estas ayudas económicas se beca  a los jóvenes estudiantes de la isla con menos recursos económicos. El legado de Ramírez establecía la presencia de quien fuera alcalde / alcaldesa del municipio en el otorgamiento de estas becas dotadas de 500 euros

La herencia de Luis Ramírez sigue ayudando a estudiantes 70 años después de su muerte
Comentarios