EDUCACIÓN

El regreso a las aulas: cuarentenas limitadas, docentes de baja y vacunación pendiente

María Hernández, directora del CEIP Guenia, habla de "intranquilidad" en las familias y equipos directivos con el regreso de las clases. No obstante, confía en las medidas que adoptan en los centros e insiste en que "los pequeños las tienen muy interiorizadas".

El regreso a las aulas: cuarentenas limitadas, docentes de baja y vacunación pendiente

Terminaron las vacaciones para los estudiantes. Este lunes se reanudaron las clases con una situación epidemiológica peor en cuanto a número de contagios que antes de la Navidad. Una situación provocada por la conocida y temida variante Ómicron, mucho más contagiosa aunque hasta el momento menos severa y letal. En esto último también han influido las vacunas, que llegaron para los más pequeños con la intención de evitar cualquier brote educativo o el empeoramiento de la salud en los chinijos y chinijas o de sus allegados.

En base a todo esto ha actuado el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas. Los colegios deben abrir, la presencialidad se impone en todas las etapas educativas y los distintos centros deben continuar con sus protocolos de lucha contra la covid. Un día a día en el que familias, estudiantes y equipos directivos mantienen la confianza en la responsabilidad y en el porcentaje de vacunados, algo que conseguiría disminuir la carga de enfermedad en este colectivo y rebajar por tanto la transmisión en el entorno familiar, en los centros educativos y en la comunidad.

Las bajas de los docentes también se han convertido en un problema

La vuelta llega de la mano de nuevos protocolos: exención de las cuarentenas de los contactos estrechos cuando hay menos de cinco casos en un clase (en infantil y primaria). Solo si se supera esa cifra de contagios, se cerrará el aula. No obstante, en muchos centros prefieren seguir siendo precavidos: los familiares deberán avisar al responsable del centro en caso de que hubiera algún síntoma compatible con la enfermedad y quedarse en casa hasta saber si es positivo en COVID.

María Hernández, directora del CEIP Guenia, en Guatiza, habla de "intranquilidad" al referirse al estado en el que se encuentran familias y equipos directivos con el regreso de las clases: "No me termina de convencer el hecho de que tengan que haber hasta cinco contagios para confinar un aula, pero nos debemos a los protocolos". Sin embargo, la directora afirma que confía en las medidas que se están adoptando por los propios centros y además, insiste en que "los pequeños son los que más interiorizadas tienen esas restricciones".

Las bajas de los docentes también se han convertido en un problema. Como responsable del centro, María cuenta que "debería haberse previsto este asunto", y añade que "la consejería debería de tener esto en cuenta, y no dejar que esto suponga un problema en el desarrollo del curso".

El regreso a las aulas: cuarentenas limitadas, docentes de baja y vacunación pendiente
Comentarios