LUGARES

El Centro Interpretación de Timanfaya, una visita imprescindible

Pocos saben que hay una visita indispensable para conocer a fondo el Parque Nacional de Timanfaya. Se trata del Centro de Interpretación y Visitantes de Mancha Blanca.

El Centro Interpretación de Timanfaya, una visita imprescindible

Timanfaya forma parte de una amplia zona afectada por las erupciones volcánicas acaecidas en la isla entre 1730-1736 y, con posterioridad, en el año 1824. Este largo proceso eruptivo, uno de los más relevantes y espectaculares del volcanismo histórico de la Tierra, cambió drásticamente la morfología de Lanzarote.
 
El paisaje producido por la actividad volcánica comprende un perímetro total de 174 kilómetros cuadrados, aunque el área protegida como Parque Nacional sólo abarca una superficie de 51 kilómetros cuadrados, donde sucedieron las erupciones más importantes. Se trata de un paisaje volcánico original que se encuentra prácticamente inalterado, y es un auténtico laboratorio de investigación para procesos de colonización de la fauna y la flora. Estas excepcionales características de Timanfaya dieron lugar a que, en el año 1974, fuera declarado Parque Nacional, siendo el único de la red española de carácter geológico.
 
“El inmueble es de planta moderna, aunque inspirado en la arquitectura tradicional y sabiamente integrado en el entorno”
 
Destinado a la acogida, información y desarrollo de actividades interpretativas, el Centro de Interpretación y Visitantes prepara al público para la plena comprensión y disfrute del Parque Nacional de Timanfaya. Por eso se trata de una visita imprescindible antes de dirigirse al Echadero de los Camellos o al restaurante El Diablo.
 
El edificio lleva el sello de Cano y Escario Arquitectos y se alza cerca de la localidad de Mancha Blanca, en el margen derecho de la carretera que discurre desde Tinajo a Yaiza. El inmueble es de planta moderna, aunque inspirado en la arquitectura tradicional y sabiamente integrado en el entorno. Data del año 1989 y su calidad ha sido reconocida con varios premios de arquitectura.
 
El Centro de Interpretación y Visitantes surge, inesperado, como un objeto blanco sobre un mar de lava que oculta sus más de 2.000 metros cuadrados de superficie útil. En el interior del edificio sobresale el tratamiento de la luz y la relación con el espacio exterior. Junto a la Escuela de Pesca, la Escuela de Arte Pancho Lasso y el primigenio Arrecife Gran Hotel, representa lo mejor de la arquitectura civil realizada en la isla en la segunda mitad del XX, Manrique aparte. 
 
“Dispone de varias salas temáticas que acercan al visitante al vulcanismo y al patrimonio natural del Parque Nacional”
 
Esta propuesta dispone de varias salas temáticas que acercan al visitante al vulcanismo y al patrimonio natural del Parque Nacional, mediante paneles, cabinas o puestos interactivos. En su interior se muestran variados aspectos, como el nacimiento de las Islas Canarias o las erupciones volcánicas recientes. Una sala simula una erupción volcánica y varios miradores permiten contemplar el paisaje circundante. El Centro cuenta con una pasarela elevada que permite realizar un recorrido sobre coladas de lavas.
 
El Centro Interpretación y Visitantes ha habilitado accesos para disminuidos físicos y  un servicio especial personalizado para aquellos visitantes que lo soliciten y que, por sus limitaciones físicas o psíquicas, así lo requieran. Toda la información de los paneles se encuentra en español, inglés y alemán. Timanfaya es, tras las Cañadas del Teide, el segundo Parque Nacional más visitado de España.

El Centro Interpretación de Timanfaya, una visita imprescindible
Comentarios