Fiestas

Fiestas de Playa Honda, una celebración de fin de verano y laica

Playa Honda
Playa Honda
Con la celebración de las fiestas de Playa Honda, a finales de septiembre, hace tiempo que la isla adquirió la costumbre de despedir el período estival
Fiestas de Playa Honda, una celebración de fin de verano y laica

Hace años que Playa Honda organiza el penúltimo festejo del municipio de San Bartolomé, ya que el último se lo reserva ‘La Aguapata’, en el Diseminado de El Islote. Las fiestas dieron comienzo hace unos días, concluyen el domingo 25 y tienen la misma pinta de siempre: se parecen a lo que son, una celebración de fin de verano y laica. La festividad de Santa Elena tiene lugar en agosto y es estrictamente religiosa.

ESTA ES LA GRAN URBE DE SAN BARTOLOMÉ

Con las fiestas de Playa Honda, a finales de septiembre, hace años que la isla adquirió la costumbre de despedir el período estival. Al principio, no era más que un encuentro organizado por jóvenes veraneantes que se despedían de Playa Honda hasta el año siguiente. Hoy se han convertido en las fiestas más populosas del municipio de San Bartolomé.

Playa Honda es hoy el núcleo más poblado del municipio con unas 10.500 personas, lo que supone más de la mitad de los residentes en San Bartolomé. Es un montón de gente, sobre todo si se tiene en cuenta que el casco de San Bartolomé apenas supera los 6.000 habitantes y el conjunto del municipio ronda los 19.000.

Por tanto, esta es la gran urbe de San Bartolomé, pero no hay por qué extrañarse. Lo mismo sucede en Haría con Punta Mujeres y Arrieta, en Teguise con Costa Teguise, en Tías con Puerto del Carmen y en Yaiza con Playa Blanca. Estos vecinos y vecinas son los que decidirán a sus alcaldes o alcaldesas en las elecciones municipales de mayo de 2023.

ZONA COMERCIAL ABIERTA EN LA CALLE MAYOR

En su origen, esta pujante localidad parecía condenada a convertirse en un simple asentamiento dormitorio, pero, hoy día, cuenta con un tejido comercial diverso, colegio, instituto de enseñanza media, restaurantes, bares y cafeterías, una avenida marítima que la recorre en toda su longitud, una playa magnífica y buenas conexiones a través del transporte público. Además, tienen un centro de salud, farmacias, centro cívico, oficina de Correos, guardería…

Uno de los mayores logros de Playa Honda en los últimos años ha sido disponer de una zona comercial abierta en la calle Mayor, reconvertida ahora en un espacio comercial con preferencia peatonal al restringirse el tráfico de vehículos. Como siempre sucede en estos casos, la pacificación del tráfico generó una falsa polémica de la que no queda ni rastro.

No ha transcurrido mucho tiempo desde que Sebastián Díaz Ferrer, su esposa, Fermina García Santana, e hijos edificaron algunas viviendas en lo que hoy es la confluencia de la vía original de acceso, la calle Princesa Ico, con la Avenida de las Playas, sentando las bases del incipiente crecimiento urbano de la localidad. Así lo constata Facundo Perdomo Rodríguez (1922-2012), Cronista Oficial de San Bartolomé.

AQUÍ VENÍA A MORIR EL GRAN RÍO DE JABLE

El reducido grupo de casas aisladas asentadas en las orillas del municipio de los años sesenta del siglo pasado se ha convertido en el cuarto núcleo de población de la isla. Por su clima, su ubicación y sus playas, Playa Honda fue el lugar escogido para residir por los naturales y los llegados de otros lugares, hasta conformar la comunidad diversa en que se ha convertido.

Sobre el origen del nombre de la localidad parece que no hay dudas, pero, antes de la existencia del aeropuerto y del desarrollo urbano, este espacio no era más que un lugar costero de suelos arenosos. Aquí venía a morir el gran río de jable que se inicia en Caleta de Famara y atraviesa la isla de norte a sur, a veces con una anchura superior a los cinco kilómetros, formando grandes dunas hasta perderse en el mar justo en este lugar de la costa de sotavento.

Quizá sea por esta época otoñal, con motivo de las fiestas, cuando mejor se expresa el carácter multicultural de esta dinámica localidad del litoral lanzaroteño. La convivencia en el respeto a la diferencia y el mestizaje es el mayor activo de Playa Honda.

Fiestas de Playa Honda, una celebración de fin de verano y laica
Comentarios