REPORTAJE

Nada cambia en materia de accesibilidad: salir de casa, un reto para las personas con discapacidad

Salvador es vecino de Arrecife, lleva 35 años en la capital y asegura que todo sigue prácticamente igual. Carlos, vecino de Playa Honda, es padre de una niña con movilidad reducida y cada vez que quiere dar un paseo con su hija, se enfrenta a un reto.

Nada cambia en materia de accesibilidad: salir de casa, un reto para las personas con discapacidad

 
Bordillos muy altos, escalones en pasos de peatones, coches mal aparcados, locales inadaptados o aceras estrechas imposibles de usar. Esto no es algo nuevo. El problema de la accesibilidad es una vieja y constante lucha de todas aquellas personas que presentan algún problema de movilidad.
 
Como podemos comprobar en el siguiente reportaje, basta con salir de la puerta de casa para encontrarse con las primeras barreras arquitectónicas a las que se enfrentan día a día multitud de personas. Personas con los mismos derechos que los demás.
 
Salvador es vecino de Arrecife, lleva 35 años en la capital, y asegura que todo sigue prácticamente igual. “Aquí un alcalde plantea un proyecto, llega otro, y todo se queda a medias, y así siempre. Nunca se puede terminar nada”. Carlos, vecino de Playa Honda, es padre de una niña con movilidad reducida y cada vez que quiere dar un paseo con su hija, se enfrenta a un reto. “Me apetece salir con mi niña, pero a veces pienso que no vale la pena y me quedo en casa. Nos cuesta mucho llegar a ciertos lugares”. 
 
Señalan ambos que las instituciones no destinan ni los recursos ni el tiempo necesarios a cubrir las actuaciones que necesita este colectivo. Y añaden que aunque en los últimos años se han ido mejorando algunos espacios, sobre todo en las nuevas obras, todavía queda muchísimo trabajo por hacer para eliminar las enormes barreras que existen en muchas de las zonas de los distintos municipios de la isla. Barreras y limitaciones que no dejan de ser un elemento de desigualdad que va en contra de la integración plena de las personas con discapacidad.
 
Cuando hablamos de accesibilidad, el imaginario colectivo dibuja escaleras y a una persona en silla de ruedas. Pero hay mucho más. La discapacidad física, psíquica o sensorial impide a muchas personas poder llevar a cabo tareas cotidianas de forma autónoma. Los problemas de accesibilidad que reflejan las imágenes de este reportaje también dificultan la vida de las personas que presentan cualquier otro tipo de discapacidad o incluso para los mayores o los carros de bebés.

Nada cambia en materia de accesibilidad: salir de casa, un reto para las personas con discapacidad
Comentarios