SANIDAD

Uno de los trabajadores accidentado en el Centro Cívico, despedido sin haberse recuperado aún

El trabajador cuenta que después de la situación 'inhumana' que ha vivido con todo el accidente, al llegar a casa, después de ser intervenido por rotura de tibia, peroné y dos vértebras, se ha encontrado con una carta de despido.

Uno de los trabajadores accidentado en el Centro Cívico, despedido sin haberse recuperado aún

El pasado día 9 de junio tenía lugar un aparatoso accidente en el Centro Cívico de Costa Teguise: el techo se desplomó y los cuatro trabajadores que se encontraban en ese momento poniendo hormigón en la zona tuvieron que ser atendidos con urgencia. Hoy, uno de los afectados ha contado en la tertulia de Biosfera TV, que, no solo ha vivido una situación inhumana con todo este proceso, sino que, al llegar a casa, después de ser intervenido por rotura de tibia, peroné y dos vértebras, se ha encontrado con una carta de despido.

En esta carta, informaban al trabajador de que empezaría a cobrar por la mutua, pero también, de que le daban de baja en la empresa, es decir, que ya no se recincorporaría después de recuperarse. En sus declaraciones cuenta que lo habían contratado para otra obra distinta a la del Centro Cívico, y que estaba rotando, por lo que le argumentan que ha terminado la obra para la cual estaba contratado y que, por tanto, se le daría de baja.

Consecuencias físicas, mentales e incertitumbre 

"He pasado un infierno con todo esto", alega el afectado, quien asegura que lo está pasando muy mal, ya no solo por las consecuencias físicas que le ha dejado el accidente, sino también por lo que esto le ha ocasionado mentalmente y la incertidumbre en la que se encuentra ahora mismo. "Es cierto que mi jefe me recbió al volver a Lanzarote, pero nunca me dijo que me despedirían". Asimismo, espera que la situación se arregle y pueda llegar a un entendimiento sin perjudicar a ninguna de las partes. 

Hace unas semanas conocíamos la historia de este trabajador. La mujer del afectado contataba en Biosfera Televisión la historia de su pareja,  I.G., que fue trasladado unos días después del accidente hasta la Clínica San Roque para ser intervenido por rotura de tibia, peroné y dos vértebras. Todo fue, en palabras de la denunciante, 'un auténtico calvario'. El trabajador fue ingresado en el Hospital General Dr. José Molina Orosa, sin embargo, al ser accidente laboral, la mutua que lleva el caso, Asepeyo, lo derivó, seis días después del accidente, hasta Gran Canaria. 
 
"un lugar donde no pueden ir ni los animales"

Recordamos, la mujer ya denunció las condiciones en las que viajó su pareja, argumentando que lo habían sacado del hospital a las 8:30 y que lo habían trasladado en ambulancia a bordo de un barco que había salido de Arrecife a las 11:00 de la mañana.  La denunciante contaba que a pesar de que desde la mutua "le dijeron que iría en camarote", su pareja fue durante todo el viaje dentro de la ambulancia en la bodega del barco, "un lugar donde no pueden ir ni los animales", añadía la mujer.

Además, según expuso la denunciante, pese a que el obrero debía tomar calmantes para los fuertes dolores que le provocaba la triple fractura todavía, "el sanitario de la ambulancia no disponía de ningún calmante que suministrarle". Y al llegar a la Clínica San Roque "no disponían del expediente ni de ningún informe de qué le pasaba a mi marido ni de qué tratamiento lleva".

Uno de los trabajadores accidentado en el Centro Cívico, despedido sin haberse recuperado aún
Comentarios