NUEVA CORPORACIÓN

Arrecife, dos meses de políticas efectistas

La Alcaldesa de Arrecife, Astrid Pérez, propuso, desde el inicio de su mandato, reconstruir la ciudad. Ahora, después de dos meses y medio, la gente empieza a analizar los cambios efectuados.

Arrecife, dos meses de políticas efectistas

El pasado 15 de junio Astrid Pérez (PP) era elegida Alcaldesa de Arrecife tras el pacto suscrito entre PP, PSOE y Nueva Canarias-Somos Lanzarote para gobernar conjuntamente en el Ayuntamiento de Arrecife.

En sus primeras palabras como alcaldesa, Astrid Pérez declaró que gobernaría "para los ciudadanos" y apostó por el diálogo y el consenso entre todos los grupos con el objetivo de "sacar adelante" la ciudad. Además, aseguró entonces que, “hay  mil cosas que hacer y, de forma conjunta, los miembros del nuevo gobierno municipal reconstruiremos Arrecife como tercera capital de Canarias”.

Hace dos meses y medio que el Ayuntamiento capitalino cambió de ediles. En el nombramiento de las diferentes áreas de gobierno, Astrid Pérez anunció que gestionaría el Área de Urbanismo. La nueva alcaldesa de Arrecife señaló que “una de las primeras medidas sería la apertura de la Avenida Marítima, la revitalización de la actividad comercial con medidas favorables a su desarrollo y sacar adelante el Plan General de Arrecife”

A pesar de que hayan transcurrido tan solo dos meses desde que se formó el nuevo gobierno, a la recién estrenada alcaldesa de Arrecife, ya le han llovido críticas. Como ocurre en cualquier mandato, habrá gente que aplauda tus propuestas y otros que, por el contrario, no las compartan. Sin embargo, más allá de esto, el compromiso y el nivel de cumplimiento que muestre la ahora alcaldesa con sus proyectos, es lo que hará o no que los ciudadanos confíen en su palabra.

En estos meses la alcaldesa ya ha comenzado con varios de sus objetivos. Decidió que se abriría la Avenida de Arrecife; han fumigado el cementerio San Román; se ha organizado una limpieza de la autovía de la LZ2, así como de los muros que rodean el Charco de San Ginés; han apostado por hacer de la ciudad, un lugar accesible, adaptando los niveles de los pasos de peatones y aceras para que las personas discapacidad o movilidad reducida puedan desplazarse con facilidad por la capital; y han recuperado espacios públicos mejorando la limpieza, el alumbrado y pintando pérgolas o arreglando arquetas.

Pero todo esto no han sido más que medidas, en su mayoría estéticas, que ha llevado a cabo esta nueva corporación con unos presupuestos prorrogados para empezar a mejorar los asuntos más urgentes de la ciudad. De cara al próximo mes empieza el nuevo curso político, una época en la que, con muchos asuntos todavía en el aire, deben luchar por el cambio real y profundo de la capital. Eso es lo que la alcaldesa de Arrecife ha prometido y lo que los ciudadanos de Arrecife esperan.

Arrecife, dos meses de políticas efectistas
Comentarios