Binter se anticipa a la reducción de emisiones

Binter se anticipa a la reducción de emisiones

La compañía aérea Binter ha dado otro ejemplo a la sociedad canaria tras anunciar la ampliación de su flota con aparatos del tercer productor mundial de aviones, la brasileña Embraer controlada desde verano de 2018 por Boeing, principal productor mundial seguido por Airbus. El prototipo, asegura la compañía aérea isleña, incorpora además importantes mejoras, tanto en el consumo de fuel y las emisiones de CO2 como en costes de mantenimiento.
 
Las noticias sobre este acontecimiento publicadas en los medios no permiten conocer con detalle el ahorro o la comparativa de consumo de combustibles con otros aviones de su misma capacidad y potencia. Pero de ser cierto lo anunciado, estaríamos ante una respuesta al reto de movilidad aérea que origina la situación de emergencia climática y, sobre todo, para destinos insulares y turísticos ubicados en las zonas tropicales. Una iniciativa, la de reducir las emisiones contaminantes, que debe ser una prioridad en este sector, pero también un ejemplo a seguir en otros sectores (buques, camiones y vehículos pesados, industrias...). Por ello, es de destacar que un destino turístico como el Archipiélago Canario y la compañía aérea de referencia en las islas se conviertan en un ejemplo para otros destinos o países.
 
La compañía atiende un servicio complejo, con una red de ocho aeropuertos
Estos aparatos apoyan la expansión de rutas directas desde las islas con la Península y otros países, así como refuerzan las conexiones interinsulares de mayor demanda. Una nueva etapa con aviones que casi duplican la capacidad y multiplican el radio de distancias a cubrir, lo que coincide con la celebración del 30 aniversario de Binter. Aquella empresa pública vinculada a Iberia que surgió en 1989 con los aviones españoles Casa Nurtanio 235 y los franceses ATR que ganaron la pugna con otras empresas, en especial British Aerospace (afortunadamente, vista la crisis que padeció la compañía británica).
 
No sólo ha consolidado un mercado en el Archipiélago sino que ha mejorado la conectividad de las islas con otros destinos con los que realiza también funciones de turoperador turístico, lo cual para los canarios ha supuesto una oferta atractiva y próxima, frente a los viajes con escala que tendríamos que realizar de no ser por esta iniciativa de Binter. Todo ello a causa de las restricciones centralistas y propias de quienes no entienden nuestra realidad, al no otorgar a los aeropuertos canarios la quinta libertad aérea (derecho de tomar y desembarcar pasajeros, correo y carga con destino o procedente de terceros estados).
 
La compañía atiende un servicio complejo, con una red de ocho aeropuertos de diferentes tipos y complejidades, con uno de los niveles de puntualidad más reconocidos y una presencia y reputación social muy notable, aunque también con unos precios que, a pesar de la subvención pública del 75% siguen siendo elevados y una barrera para la movilidad de los residentes de las islas no capitalinas, principalmente.
 
In memoriam
No puedo dejar de citar en la breve reseña histórica de esta compañía a uno de sus responsables y figura inseparable de Binter desde sus inicios, tenaz artífice de su internacionalización, José Luis Reina, fallecido en noviembre de 2015. Un amigo, que tuvo en la aviación su desarrollo profesional, en la política local su compromiso social y en la historia su vocación intelectual.

Binter se anticipa a la reducción de emisiones
Comentarios