TURISMO Y SOSTENIBILIDAD

Capacidad de carga, en busca de un consenso sobre los límites del turismo

Según la OMT, el ratio aceptable sería de 2-4 camas por cada 100 habitantes, por lo que Lanzarote se encontraría con su capacidad de carga turística ampliamente superada.

Capacidad de carga, en busca de un consenso sobre los límites del turismo

Según los criterios convencionales al uso, la capacidad de carga turística de Canarias se encuentra ampliamente desbordada. Mientras estuvo en el Gobierno, Coalición Canaria jamás quiso afrontar esta realidad, a pesar de la vieja y creciente preocupación de la ciudadanía en aspectos directamente relacionados con la sostenibilidad del turismo en las Islas. No obstante, el anterior Ejecutivo regional dejó sobre la mesa un nuevo enfoque sobre este problema a través de un estudio previo denominado ‘Capacidad de Carga Turística en Canarias’. El rumbo escogido consistía en consensuar cuáles son los límites del turismo de masas en el Archipiélago. No está mal pensado, tal y como nos las gastamos por aquí.
 
Lanzarote sólo tiene un residente y medio por cama, lejísimos del ideal de la OMT
El volumen de negocio del turismo en Canarias supera los 17.700 millones de euros, según el ISTAC. Pero, siendo una industria boyante, el turismo se encuentra ante un gran desafío, que consiste en introducirlo en dinámicas postindustriales y donde el papel de la economía está sujeto al pensamiento ecológico, biosférico y social. Por ello, el documento ‘Capacidad de Carga Turística en Canarias’ “se enmarca en un momento importante para Canarias, que actualmente vive uno de los debates más interesantes que afectan a su futuro: la gestión del turismo de masas y el camino hacia la sostenibilidad”. Vaya, y tanta gente creyendo que este debate llega al menos treinta años tarde… 
 
El informe asegura que el concepto de capacidad de carga no es el aforo de una isla o del conjunto del Archipiélago, sino que se trata de un concepto “sistémico, ecológico y de naturaleza metabólica”. Ahora bien, según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el ratio aceptable sería de 2-4 camas por cada 100 habitantes, por lo que Canarias ya se encontraría con su capacidad de carga turística más que agotada y ampliamente rebasada. En el caso de la OMT, para que el sistema turístico funcione en una isla se necesitarían hasta 50 residentes por cama. Lanzarote, por ejemplo, tiene sólo un residente y medio por cama. Lejísimos del ideal de la OMT.
 
La capacidad de carga turística de las Islas se sobrepasó hace varias décadas
Como quiera que la capacidad de carga turística de las Islas se sobrepasó hace varias décadas, hay que poner los pies en el suelo e intentar gestionar el turismo de masas desde otra óptica, “integral y ecosistémica, según la realidad de cada isla”. Así, la capacidad de carga turística atendería a conceptos como el metabolismo urbano, la huella ecológica o el confort social. Con ello, se buscaría un equilibrio entre el crecimiento del turismo, la conservación, la cultura y la población residente. Desde esta perspectiva, se considera al turista como un contaminante más, al llevar consigo procesos relacionados con impactos medioambientales negativos de forma indirecta. Lo que se pretende, en definitiva, es “no cargar más externalidades al territorio”.
 
Vale, pero y eso, ¿cómo se concreta? Según el estudio, “se plantean potenciales líneas de trabajo basadas en la necesidad de consensuar aspectos relacionados con el concepto de Capacidad de Carga Turística (…) Dada su importancia en el plano de la planificación y gestión de la actividad turística, se “propone comenzar a trabajar la Capacidad de Carga Turística en Canarias contemplando mesas y conferencias que fomenten y generen debate sobre el consenso de este término”. Sin un amplio consenso, todo esto no es más que papel mojado.

Capacidad de carga, según y cómo

El estudio ‘Capacidad de Carga Turística en Canarias’ realiza varias aproximaciones al concepto:
 
“La Capacidad de Carga Turística (CCT) es un concepto cualitativo. Determina la exigencia de integración de un determinado sistema turístico en el natural en el que opera: La circularidad de su metabolismo, su baja Huella Ecológica, bajas emisiones, etc.” 
“La CCT no mide aforos. No existe un número mágico. Gestiona un estado de equilibrio entre el sistema turístico y el natural (medioambiental y humano).” 
“Incorporar el concepto de CCT a la gestión turística exige repensar el turismo en el nuevo marco del desarrollo sostenible y el pensamiento ecosistémico.”
 “La CCT es de facto un concepto que mide la capacidad del sistema turístico de integrarse de manera equilibrada en los sistemas medioambientales y sociales en los que opera.” 
“A mayor eficiencia en la gestión (circular) del metabolismo turístico, mayor Capacidad de Carga. La CCT es por lo tanto un concepto flexible y supeditado a la cultura y tecnología de una sociedad concreta.” 
“La CCT exige pensar el turismo en términos de pernoctaciones diarias y anuales. Los residuos que produce por día, la energía que necesita, sus emisiones, etc. El número de entrada de turistas no es un dato relevante.” 
“La CCT es actualmente un término confuso y de difícil aplicación y justificación en la planificación urbanística de los destinos turísticos.”

Capacidad de carga, en busca de un consenso sobre los límites del turismo
Comentarios