DÍA INTERNACIONAL PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Discapacitados, la minoría más amplia de Lanzarote

Todavía se está a la espera por un plan estratégico de inclusión, atención y apoyo a las personas con discapacidad en Canarias.

Discapacitados, la minoría más amplia de Lanzarote

Este 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. El último estudio detallado sobre esta realidad en la isla data de 2003, hace quince años, y fue elaborado por el Centro de Datos del Cabildo. Bajo el título ‘Discapacidad en Lanzarote’, el estudio cifraba el número total de discapacitados en 5.102 personas, lo que en aquel momento significaba un 4,3% de la población residente y de las que la mitad tenía más de 65 años. Aunque silenciosa, es la minoría más amplia de Lanzarote.
 
La conmemoración de esta jornada persigue promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural. La falta de datos sobre la discapacidad en Canarias propició hace dos años la creación en el Parlamento autónomo de una comisión especial para conocer la realidad de este colectivo. No obstante, todavía se está a la espera por un plan estratégico de inclusión, atención y apoyo a las personas con discapacidad en las Islas.
La ignorancia es la principal causa de la discriminación de este colectivo
 
La discapacidad es una condición que afecta a las personas y que puede ser una deficiencia física o mental —como la discapacidad sensorial, cognitiva o intelectual—, la enfermedad mental o varios tipos de enfermedades crónicas. Las personas con discapacidad son la minoría más amplia en el mundo, y suelen tener más dificultades en todos los niveles: de acceso a la educación, laborales, económicas…
 
Discriminados al padecer una disminución física, sensorial o psíquica que los incapacita total o parcialmente para el trabajo o para otras tareas ordinarias de la vida, este colectivo carece de recursos que les facilite la vida y les permita llevar una vida autónoma o independiente. La vida de estas personas es mucho más difícil y la ignorancia es la principal causa de la discriminación que existe en torno a las personas con discapacidad.
 
Está totalmente demostrado que, una vez eliminadas las barreras y obstáculos a la integración de estas personas, pueden colaborar activa y productivamente en la sociedad. Hay en Lanzarote variados recursos para facilitar la incorporación de estas personas al mundo laboral, en los que siempre ha estado en vanguardia la Asociación de Personas con Discapacidad de Lanzarote (Adislan). Su Servicio de Integración Laboral fue creado en 2002.
 
Grevislan, el Servicio de Integración Laboral de Adislan fue creado en 2002
La misión de Adislan es la integración familiar, social y laboral de las personas con discapacidad. Constituida en 1969, el año que entra cumplirá medio siglo de vida. A través de sus centros, ofrece servicios a niños y niñas en el primer tramo de sus vidas, así como a adultos con discapacidad intelectual. En 1971 el Cabildo le cede un solar en Tahíche, donde se instala el primer centro residencial para discapacitados intelectuales de la isla y en 1992 se inaugura oficialmente la residencia del entro.
 
En el ámbito de la inserción laboral, la empresa Grevislan, SL, constituye un hito. Promovida por Adislan, se trata de un centro especial de empleo que abarca diferentes actividades como limpieza y mantenimiento de jardines y piscinas, además de trabajos de albañilería, reformas y pequeñas construcciones. Integrada por trabajadores con discapacidad, la empresa posibilita que estas personas desempeñen un trabajo productivo y remunerado para el cual se encuentran perfectamente cualificadas, pero que no encuentran su oportunidad en el mercado laboral ordinario. Una de sus tareas más conocidas ha sido su contribución profesional a la mejora y regeneración del Paisaje Protegido de La Geria.
 
La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establece que la accesibilidad y la inclusión de las personas con discapacidad son derechos fundamentales, por lo que reclama que puedan llevar una vida independiente y participar de forma activa en el desarrollo de la sociedad. Aún quedan muchos obstáculos que eliminar para su integración real y efectiva en Canarias y en Lanzarote.

El Cribo, Adepsi, Once, OID, Tinguafaya…

Cuenta con arraigo en la isla el Servicio de Inserción Laboral de la Agrupación para la Defensa del Paciente Psíquico ‘El Cribo’, que data de 2003 y trabaja con discapacitados mentales. Más recientemente, en 2016 Adepsi se instaura en Lanzarote. Creada en Gran Canaria a principios de los años 80 del siglo pasado para impulsar la inserción social y laboral de adultos con discapacidad intelectual, varias personas con discapacidad consiguieron un contrato laboral gracias a su intermediación. 
 
Finalmente, más conocidas son las delegaciones de la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) y de la Organización Impulsora de Discapacitados (OID), que emplean, entre ambas, alrededor de un centenar de personas dedicadas a la venta y gestión de cupones y loterías.
 
Este somero recorrido por esta realidad no puede dejar de citar a la Asociación Socio-sanitaria ‘Tinguafaya’, que trabaja para cubrir las necesidades biológicas y psicosociales del discapacitado. De esta manera contribuye a la mejora de la convivencia familiar, liberalizando a ésta de la carga emocional y física y facilitando mejoras en la intervención educativa y en el nivel de integración social.

Discapacitados, la minoría más amplia de Lanzarote
Comentarios