VOLCÁN DE LA PALMA

"Es desolador, una colada de 6 metros de alto se come casas y cultivos"

El nuevo volcán de La Palma ha emitido a la atmósfera entre 6.000 y 9.000 toneladas de dióxido de azufre (SO2), según la primera estimación del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan)

"Es desolador, una colada de 6 metros de alto se come casas y cultivos"

La situación en la zona de La Palma afectada por la erupción "es desoladora", porque "una colada de lava con una altura media de seis metros se come literalmente viviendas, infraestructuras, cultivos que va encontrando a su camino hacia la costa del valle de Aridane", ha explicado el presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata.
 
De acuerdo con la información que las administraciones han recibido de los organismos científicos que vigilan el comportamiento del volcán, se espera que la colada de lava entre en el mar en la costa de Tazacorte, posiblemente en Playa Nueva, en Los Guirres.
 
Como ya se avanzó anoche, Hernández Zapata ha confirmado que no hay víctimas que lamentar en esta erupción, algo por lo que ha fecilitado a los organismos científicos presentes en la isla, Instituto Geográfico Nacional, Involcán, CSIC y universidades, porque predijeron la situación con casi una semana de antelación y dieron a las autoridades un punto de inicio probable que solo distaba 300 metros del lugar donde estalló finalmente el volcán
 
"Gracias a ese trabajo previo se pudo evacuar horas antes de la erupción a las personas dependientes y, a la lo largo del día de ayer, domingo, se desalojó a más de 5.000 personas por la zona donde se prevé que puede avanzar la lava", ha remarcado.
 
El presidente del Cabildo de La Palma ha señalado que, tras tener la certeza de que "el 100 % de las personas están seguras y no hay que lamentar daños personales", ahora dirigen su preocupación a "los daños en infraestructuras y a los proyectos de vida de las personas, que son sus viviendas".
"Tenemos que estar ahora las administraciones más cerca que nunca de todos los vecinos que han perdido sus hogares
 
El nuevo volcán de La Palma ha emitido a la atmósfera entre 6.000 y 9.000 toneladas de dióxido de azufre (SO2), según la primera estimación del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). El coordinador científico de Involcan, Nemesio Pérez, ha explicado que la erupción se podrá dar por terminada cuando transcurran varios días sin que se produzcan emisiones de dióxido de azufre.
 
El volcán entró en erupción en torno a las 15.12 horas del domingo en la zona de Cabeza de Vaca, en el municipio de El Paso, y la estimación del Involcan se ha hecho con un sensor óptico en posición móvil terrestre.
 
A partir de este lunes las mediciones se harán desde una posición móvil gracias a la colaboración de la unidad de helicópteros de la Guardia Civil de Tenerife.

Evacuación de unas 5.000 personas

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmó esta noche que la erupción volcánica en la zona de Cumbre Vieja, en el municipio palmero de El Paso, ha obligado a evacuar a unas 5.000 personas, pero que no se prevé desplazar a nadie más y que las administraciones públicas se volcarán ahora en compensar los daños materiales, dado que, “por fortuna”, no los ha habido personales.
 
Torres se desplazó esta tarde a La Palma para asistir a las reuniones del Comité Científico y del Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (Pevolca), ambas celebradas en el Cabildo palmero. A esta cita también acudió el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que suspendió su viaje a Nueva York para asistir a una asamblea de la ONU.
 
El presidente de Canarias, acompañado también por el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, se congratuló de que la erupción no haya tenido consecuencias personales y, si bien existe preocupación por las consecuencias materiales, subrayó que se harán todos los esfuerzos necesarios para minimizar esos daños.
 
Torres agradeció a Pedro Sánchez que haya cambiado su agenda y se desplazase de urgencia esta misma tarde a La Palma. El presidente regional destacó el trabajo de información, sensibilización y concienciación realizado por todas las instituciones en las semanas previas a la aparición del volcán y durante este domingo. Además, se congratuló de que la erupción haya sido en una zona no poblada. Según detalló, se ha evacuado a unas 5.000 personas, pero no es previsible que sea necesario desplazar a nadie más.
 
Atendiendo a lo expuesto por los técnicos, Torres indicó que se calcula que hay entre 17 o 20 millones de metros cúbicos de lava. Además, recalcó que el aeropuerto de la Isla “está abierto y que hay seguridad”.
 
Torres compareció ante los medios junto a Pedro Sánchez y al presidente del Cabildo de La Palma. Sánchez subrayó la garantía de seguridad existente para los ciudadanos y la coordinación entre las tres administraciones públicas, con el ejercicio de anticipación realizado. También aludió al apoyo que prestará el Estado a los afectados por la erupción.

"Es desolador, una colada de 6 metros de alto se come casas y cultivos"
Comentarios