Motivos para creer en Gran Canaria

Motivos para creer en Gran Canaria

Este mes de julio está siendo pródigo en acontecimientos históricos que traspasan las fronteras de nuestro diminuto territorio y mundo para orgullo Gran  Canaria. En el acto de homenaje a las personas que trabajaron en la estación espacial de Maspalomas cuando los astronautas llegaron a la Luna, la consejera insular Inés Jiménez recordó que días antes logramos la declaración de Risco Caído como Patrimonio de la Humanidad. En Canarias hay otros cuatro bienes con dicho reconocimiento que representan varios de nuestros valores: la vulcanología con el Teide; una naturaleza legendaria con Garajonay; la arquitectura y concepto urbanístico con La Laguna; y el lenguaje silbado de La Gomera como modo de comunicación adaptado al entorno. Por último, con la decisión de la Unesco el pasado 7 de julio en Baku (Azerbaijan), se reconoce la cultura ancestral de los antiguos canarios vinculada a la tierra y a los astros, que con tanta exactitud conocían los pobladores de la isla para sus rituales.
 
Ese afán por conocer nuestro planeta, el sol y la luna, ha sido el motivo de dos de los acontecimientos más importantes para la Humanidad: el descubrimiento del nuevo mundo por Colón y la llegada del hombre a la Luna. Dos hitos en los que Gran Canaria ha tenido un protagonismo fundamental y que han marcado la historia de la navegación en el mundo.
 
Desde hace 50 años, el Centro Espacial de Canarias ha mantenido una actividad de vanguardia
En la actualidad, el primer lugar de búsqueda de nuestros visitantes es la Casa de Colón y aquellas referencias que recuerdan las escalas que realizó el Almirante de la Mar Océana en la isla. Igualmente, aunque apartado de las rutas turísticas, la isla alberga el Centro Espacial de Canarias, donde las antenas delatan la importante actividad en las comunicaciones que desarrolla, sin olvidar que en su momento fue uno de los pocos lugares del mundo donde se dio soporte a las misiones norteamericanas en la carrera espacial.
 
La ubicación de las antenas de la NASA en Maspalomas es la demostración de la situación estratégica de Gran Canaria en el mundo, pero también desde el mundo hacia el espacio, añadió el concejal de Turismo de San Bartolomé de Tirajana, Alejandro Marichal, quien recordó que la carrera espacial coincidió con el nacimiento y veloz desarrollo de Maspalomas Costa Canaria. Dos acciones que convivieron y se complementaron.
 
Desde hace 50 años, el Centro Espacial de Canarias ha mantenido una actividad de vanguardia en las comunicaciones con las naves espaciales y los satélites. Primero estuvo ubicada en unos prefabricados junto al faro de Maspalomas para dar apoyo a los programas Mercury y Gemini. Pero la tecnología y las necesidades crecieron y desde 1968 se levantó en su actual ubicación.
 
Esta actividad trajo equipos de técnicos norteamericanos, con la colaboración de numerosos isleños que trabajaron para la NASA en el proyecto tecnológico más avanzado e importante de los años sesenta y setenta. Aquel pequeño grupo de técnicos estadounidenses fue una pieza importantísima en el desarrollo turístico de Maspalomas. Desde las primeras pruebas de los Mercury y los Gemini, la NASA situó en el mapa conceptual de los norteamericanos la isla de Gran Canaria. Y así, 1969 fue el año en el que no sólo llegó el hombre a la Luna, sino el de la estancia de enorme repercusión mediática de Onassis y Jackelin Kennedy a Gran Canaria, poco antes de que nos visitaran los astronautas de la expedición lunar.
 
En los 60 la isla fue escenario de acontecimientos de impacto global
Ahí dio comienzo una época en la que el turismo norteamericano fue una realidad creciente en Gran Canaria en la que participaron vuelos directos con Nueva York de Iberia y Pan Am. Así, según los datos aportados por Antonio Cruz Caballero en 1969 visitaron la isla 9.154 norteamericanos, una cifra que fue creciendo hasta que en 1976 llegaban a 30.000, llegando a ser el 20% del total de turistas en la isla, pero tras el accidente de Los Rodeos desapareció el turismo norteamericano.
 
En los 60 la isla fue escenario de acontecimientos de impacto global, como el congreso mundial de SKAL Clubs en Gran Canaria en 1963, o el congreso para unir las agencias de viajes del mundo en Las Palmas de Gran Canaria en 1967, coincidiendo con la celebración de la Expotour en la recién inaugurada Feria del Atlántico. Una iniciativa del Ministerio de Turismo que luego realizaría en Madrid reconvirtiéndola en lo que ahora conocemos como Fitur.
 
Gran Canaria apostó por promocionarse en EEUU a través de la Show-Case de 1972 con la que promocionarían el vuelo semanal de Iberia (Nueva York, Gran Canaria, Madrid y viceversa) en ocho ciudades norteamericanas y dos canadienses. Una iniciativa que sería reforzada por el Patronato Provincial de Turismo con la participación en la Expotour de Boston de 1976 o las acciones desarrolladas en las ciudades fundadas por canarios: San Antonio de Tejas y San Bernardo en Nueva Orleans.
 
Maspalomas Costa Canaria ofrecía uno de los campos de golf más grandes del Atlántico (con 36 hoyos) junto al Centro Helioterápico y hotel Oasis donde se alojaron los astronautas del Apolo XI y los del Apolo XII.
 
Un destino de sol, playa, luna y montañas sagradas... Motivos para creer en la isla.

Motivos para creer en Gran Canaria
Comentarios