SOLIDARIDAD

El grito de auxilio de 11 pescadores senegaleses abandonados en un barco varado en Puerto Naos

Sólo la ayuda humanitaria que les prestan varios lanzaroteños alivia la situación de estos jóvenes pescadores que llevan sin cobrar desde hace seis meses. Ni pueden comprar comida, ni ayudar a sus familias que aguardan en su Senegal natal

El grito de auxilio de 11 pescadores senegaleses abandonados en un barco varado en Puerto Naos

Un total de 11 jóvenes senegaleses, pescadores, malvive a bordo del barco Gaztelukaitz, varado en Puerto Naos desde hace más de medio año. El mismo tiempo que llevan sin cobrar su salario y dependiendo de la solidaridad ciudadana, según su denuncia.

Manifiestan que antes de llegar a la isla estuvieron faenando en la costa de Marruecos. Cuando tocaron Puerto Naos, sin conocer a nadie ni contacto alguno, llegaron a beber agua de mar y a comer las lisas que podían capturar en las aguas del puerto mismo.

En su versión, hace unos días el armador les ofreció arreglar el motor para poder volver a su país, pero ellos se resisten porque aferrarse al barco es lo único que les queda como garantía de que puedan llegar a cobrar el dinero que se les debe

Ahora, los ciudadanos que les prestan ayuda en cuestiones básicas como alimentos, ropa, enseres de aseo personal o medicinas, ha decidido multiplicar el eco de los pescadores que quieren hacer pública su situación para ver si, de esta manera, recuperan lo que les deben y, de paso, sus vidas.

El grito de auxilio de 11 pescadores senegaleses abandonados en un barco varado en Puerto Naos
Comentarios