21A | DÍA DE HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

Marineros del ‘Cruz del Mar’, las víctimas lanzaroteñas del terrorismo

terrorismo
terrorismo

El ametrallamiento del ‘Cruz del Mar’ fue considerado un accidente laboral hasta se aprobó la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo

Marineros del ‘Cruz del Mar’, las víctimas lanzaroteñas del terrorismo

Cada 21 de agosto, las Naciones Unidas celebran el Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo. Lanzarote también tiene las suyas. El ametrallamiento del ‘Cruz del Mar’ fue considerado un accidente laboral por el Gobierno español durante más de treinta años a pesar de los esfuerzos realizados por las víctimas y sus familiares. Así fue hasta que, en 2011, se aprobó la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo. Ello posibilitó que, ese mismo año, el Senado decidiera incluir en la nueva Ley a los tripulantes fallecidos.

El 28 de noviembre de 1978, el terrorismo estremeció los cimientos de Arrecife, dejando siete marineros muertos en el Atlántico. El ‘Cruz del Mar’ era un pesquero de casi 20 metros de eslora que faenaba en aguas del Sáhara, al sur de Canarias. Atardecía. El barco había fondeado a unas tres millas de la costa y sus diez tripulantes se aprestaban a cenar. Sobre las 20:00 horas, escucharon el sonido de un motor que se aproximaba. Una zodiac con 24 hombres armados a bordo se abarloó al ‘Cruz del Mar’. 

Tres tripulantes consiguieron lanzarse al mar 

La mayoría de los extraños hablaba en árabe, pero algunos se expresaban muy bien en español. No tardó en producirse el fatal desenlace: siete tripulantes del ‘Cruz del Mar’ murieron ametrallados en la cubierta, pero tres de ellos consiguieron lanzarse al mar sin que los asesinos se percataran. Eran los hermanos Eusebio y Miguel Ángel Rodríguez García y Manuel Hernández Marrero.

Cuando la zodiac se alejó, Miguel Ángel regresó al ‘Cruz del Mar’ y advirtió que habían colocado explosivos. Presto, lanzó una balsa al agua y a ella se aferraron los supervivientes alejándose a nado del barco, que explotó y saltó por los aires hecho pedazos. Los tres fueron rescatados por otro pesquero y, de inmediato, la noticia conmocionó a la isla entera. ¿Quién pudo cometer tan vil asesinato? La respuesta no andaba muy lejos, aunque más de cuatro décadas después sigamos oficialmente sin saberla. 

La descolonización del Sáhara como Telón de fondo

En 1884 España declaró la zona costera del Cabo Bojador como un protectorado bajo su soberanía. En esas aguas, denominadas Banco Pesquero Canario-Sahariano, faenó la flota pesquera lanzaroteña. Pero en 1975 se produjo la descolonización del llamado Sáhara Español y el territorio resultante se lo disputaron Marruecos y Argelia, por reclamarlo el Frente Polisario, la organización que proclamó la República Árabe Saharaui Democrática en 1976. Así que, tras el atentado, unos apuntaron hacia Marruecos y otros hacia el Frente Polisario.

Dos semanas después del suceso, el Frente Polisario dijo estar dispuesto a facilitar al Gobierno español pruebas de su inocencia y de la culpabilidad de Marruecos en el ametrallamiento del ‘Cruz del Mar’. Unos días antes, el 12 de diciembre, el diario ‘ABC’ aseguró que estaba confirmada la autoría del Polisario en el ametrallamiento de la tripulación del pesquero. En sentido contrario, circuló la hipótesis de que la masacre se produjo porque el gobierno español de la UCD estaba propugnando un acercamiento al Frente Polisario y, por ello, Marruecos mandó a cometer el atentado para que se lo imputaran a los saharauis y, con ello, romper las nacientes relaciones bilaterales. La respuesta sigue en el aire.

Una calle en Arrecife se llama 'Marineros del Cruz del Mar'

Los actos de terrorismo que propagan una serie de ideologías del odio hieren, dañan y matan a miles de personas inocentes cada año. A pesar de la condena internacional del terrorismo, sus víctimas luchan con frecuencia por hacer que se escuchen sus voces, se apoyen sus necesidades y se respeten sus derechos. Pero a menudo se sienten olvidadas y abandonadas una vez que se atienden sus necesidades inmediatas.

Durante muchos años, los familiares de las víctimas del ‘Cruz del Mar’ se reunían cada 28 de noviembre junto a la llamada Cruz del Siglo, en el Islote del Francés, hasta que se erigió en Puerto Naos un monumento dedicado a los mártires, autoría de Juan Brito. Consiste en un pequeño faro flanqueado por dos anclas en las que aparecen los nombres de los siete marineros asesinados. Una calle en Arrecife lleva su nombre: ‘Marineros del Cruz del Mar’.

Marineros del ‘Cruz del Mar’, las víctimas lanzaroteñas del terrorismo
Comentarios