Escándalo en el CEIP Dr. Alfonso Spínola

Nuevas denuncias por presuntos abusos sexuales contra el profesor del colegio de La Villa

Madres de alumnas afectadas, este domingo en La Villa de Teguise
Madres de alumnas afectadas, este domingo en La Villa de Teguise

Varias familias acudieron a la Guardia Civil al reconocerlo en el juicio celebrado recientemente. El Juzgado de Instrucción Número 4 ha abierto diligencias.

Nuevas denuncias por presuntos abusos sexuales contra el profesor del colegio de La Villa

Al menos tres niñas, de dos familias distintas, han declarado ya ante la Guardia Civil de Costa Teguise acusando a W.P.R. de someterlas a hechos susceptibles de ser catalogados como abusos sexuales a menores de edad.

Este mismo hombre, docente en el CEIP Dr. Alfonso Spínola de La Villa de Teguise en el momento de producirse las acciones denunciadas, ha sido juzgado recientemente de un primer caso del que, según parece, ha sido absuelto. Precisamente, la noticia aparecida en los medios de comunicación ha motivado que otras niñas hayan reaccionado y reunido el valor para contarlo a sus familias.

La primera de las denuncias ante la Guardia Civil tuvo lugar el 27 de enero de 2022, a las 16:30 horas en el cuartel de Costa Teguise y ante un miembro de la Unidad Orgánica de Policía Judicial. En el relato de la menor de edad, que acudió acompañada de su madre, se expresa que el denunciado “se sentaba en una mesa que estuviera vacía y le decía ven y siéntate encima de mí”, un hecho común en las denuncias a las que ha tenido acceso Biosfera Digital.

En otras ocasiones, a la misma menor, “le ponía el brazo en el hombro, aprovechaba para bajarlo, algunas veces poniéndolo en la cintura y otras en el culo”. La adolescente contó también supuestos hechos ocurridos en el viaje de fin de curso “mientras estaban sentados (en el avión, en asientos contiguos) él la cogió la cara y la besó en la boca metiéndole la lengua”. La denunciante “se quedó en shock parada, sin saber qué hacer”.

Más denuncias en febrero

El mismo agente de la Policía Judicial, esta vez acompañado de otro miembro de la Guardia Civil, atendió el relato de dos niñas más. Fue a las 18:05 horas del 24 de febrero de 2022 y también en las dependencias de Costa Teguise. 

Una de las menores relata a los uniformados que “la sentaba encima de sus rodillas mientras leía o continuaba con la clase (…) y la agarraba de la cintura”. En otro momento de la declaración, la niña cuenta cómo W.P.R. “se ponía a jugar con su pelo, se lo apartaba a un lado y a veces le besaba en el cuello delante de toda la clase”. Otra alumna añade que "se acercaba, le daba un beso en el cuello, le metía un bombón en la boca mordiéndole también la oreja"

Entre los muchos detalles que se denuncian de cómo eran las clases de 5º y 6º de Primaria con este profesor, otra de las menores narra que “me sentaba en sus rodillas, me ponía las manos en la cintura o en el interior de los muslos y continuaba dando clase como si nada”. O “hacía comentarios sobre su cuerpo, decía que tenía un culo súper bonito delante de todos y también muchas veces le daba besos en el cuello, que se acercaba a su mesa, hacía como que le iba a mirar la tarea y le daba un beso en el cuello”.

Las denuncias han sido ratificadas ya ante el Juzgado de Instrucción Número 4 de Arrecife que ha abierto diligencias previas.

VERGÜENZA, ODIO Y SILENCIO

Las madres de las niñas afectadas cuentan a Biosfera Digital que sus hijas omitieron comentarles nada cuando se produjeron los hechos denunciados pero que se han abierto al ver al que fuera su profesor ante la Justicia. “Ahora han reunido el valor para contarlo dado que solo tenían 11 años cuando terminaron el colegio y tenían miedo y vergüenza por vivir en un sitio muy pequeño y ser el único colegio de la zona”.

Una de las niñas llega a declarar a la Guardia Civil que "lo defendía, creía que era un buen profesor, pero en el momento que dejó el colegio empezó a sentir odio hacia él".

Sin embargo, sí habían notado ciertos cambios “como que no se querían poner falda o excusas varias para no ir a clase cuando les tocaba con W(...)”. “Al final del curso de 6º siempre decía que le dolía la barriga y no quería ir a clase”, dice una de las madres.

También se destaca en las denuncias la pasividad con la que se abordaba este caso en el centro educativo. “La tutora M.N. nos dijo que era cosa de ellos y que no le dieran importancia”, refleja una madre en la denuncia. “La tutora L. sabía que había trato de favor con cierto grupo de niñas y que las subía encima de sus piernas. También la directora del centro, pero nunca lo vieron raro”, comenta otra madre.

Además de las tres niñas que ya han declarado ante la Guardia Civil, según consta en nuestra redacción, otras tres podrían sumarse al caso ya que aparecen sus nombres en uno de los testimonios. También entre los alumnos, compañeros y compañeras de las denunciantes, se ha perdido el temor a ser citados como testigos.

Varias de las menores están precisando ayuda psicológica con cuadros de ansiedad y otros trastornos vinculados a los hechos vividos.

Nuevas denuncias por presuntos abusos sexuales contra el profesor del colegio de La Villa
Comentarios