Relatos de Vida

Una vida dedicada a preservar la historia para conocer y entender la identidad de Teguise

Entrevista a Francisco Hernández Delgado, Cronista Oficial de Teguise
Francisco Hernández siempre ha llevado a Teguise en vena. “Me interesé por los diabletes, luego por los Ranchos de Pascua, por los conventos y la iglesia". Un trabajo que inició a la vuelta del cuartel, colaborando hasta hoy para salvaguardar la historia del municipio
Una vida dedicada a preservar la historia para conocer y entender la identidad de Teguise

Amante del teatro y de la investigación. Un hombre al que siempre le gustó el deporte, incluso en algún momento de su vida también la política. Historiador e investigador lanzaroteño, Francisco Hernández Delgado mantiene una profunda vocación por bucear entre papeles que hablan sobre el pasado, las tradiciones y costumbres de la isla. Desde su vertiente más investigadora, Paco Hernández es capaz de retroceder en el tiempo buscando un nexo de unión con los antepasados que se sitúan en nuestro particular árbol genealógico. Un trabajo que ha llenado de papeles y carpetas su despacho durante muchos años.

En una entrevista en Relatos de Vida, Hernández se trasladó a su infancia y a su adolescencia, recordando los inicios de lo que se terminó convirtiendo en su pasión. “Comencé por curiosidad, luego ya me llegó el interés. Éramos nueve hermanos. Yo era el más pequeño de los varones y como para trabajar en la tierra no hacía falta tanta gente, me dijeron que yo me podía ir a estudiar. Trabajaba en el comercio con mis padres y de forma paralela terminé el bachillerato en el instituto”, recuerda.

Primero me interesé por los diabletes, luego por los Ranchos de Pascua, después por la historia de los conventos y la iglesia

Su principal hobby ha sido el teatro. Pero también el deporte marcó su vida, especialmente el atletismo, quedando campeón de cross en los cuatro primeros campeonatos, recibiendo incluso una invitación por parte del club de atletismo de Las Palmas para incorporarse. Momento en que su padre enfermó y tuvo que abandonarlo para hacerse cargo del negocio. El fútbol sí continúo siendo parte de su vida, aunque solo como un pasatiempo en el que disfrutaba pasando algunos ratos.

Lo que está claro es que Francisco siempre ha llevado a Teguise en vena. “Primero me interesé por los diabletes, luego por los Ranchos de Pascua, después por la historia de los conventos y la iglesia". Un trabajo que el cronista empezó a desempeñar a la vuelta del cuartel, colaborando hasta hoy con los diferentes alcaldes del municipio para salvaguardar la historia del municipio.

Y como broche de oro, la genealogía. “Llegamos a reunir unas 486.000 fichas de genealogía, de distintos sitios, que después clasificamos. Con esa base de datos fue con lo que creamos parte del Museo del Inmigrante, con la idea de atender a nuestros emigrantes, porque las solicitudes que nos llegaban eran mayormente de gente de Uruguay, Cuba y Venezuela”. Un trabajo en el que asegura que “siempre se descubren cosas nuevas".

Fuimos independientes con el Grupo Socialista. Entendía que desde ahí se podía ayudar al pueblo. Y nunca más

En la vida política también estuvo inmerso Paco Hernández, y lo hizo presentándose a las primeras elecciones democráticas. “Fuimos independientes con el Grupo Socialista. Eramos casi todos miembros de la juntas directiva de la sociedad de Teguise, de la que luego fui presidente. Entendía que desde ahí se podía ayudar al pueblo. Y nunca más”, subraya el cronista. Aunque añade que no se arrepiente, porque considera que “fue una experiencia que llegó a ser incluso un deber en aquella época”.

Al hablar del futuro, Paco lo tiene claro. “Mientras pueda desempeñar la labor que estoy haciendo, aquí seguiré”. Sin embargo, su miedo, y el de muchas personas que han seguido muy de cerca su trabajo durante tantos años, es que no llegue nadie más interesado en mantener viva la cultura del pueblo y de su gente. Sin embargo, mantiene la esperanza de que no sea así. “Ha venido gente interesada, personas que valoran tu trabajo y que incluso se han ofrecido a colaborar”, explica Paco.

Conversación en la que también se mencionaron algunos de los reconocimientos que se le han otorgado. “Uno nunca hace las cosas para recibir nada a cambio. Pero estas cosas te motivan y te hace ver que todo lo que has hecho no es en vano”. Actual cronista de Teguise, Paco será siempre una de las figuras insignes y de orgullo de los teguiseños.

Una vida dedicada a preservar la historia para conocer y entender la identidad de Teguise
Comentarios