TRIBUNALES

Desestimadas las cuestiones previas, San Ginés a juicio por presunta prevaricación

FOTO: Adriel Perdomo (EFE/Pool)

Tras desestimarse las cuestiones previas planteadas por las defensas de los acusados, Pedro San Ginés, Francisco Perdomo y Juan José Duchemín, el juicio oral por la incautación de la desaladora de Montaña Roja ha comenzado esta mañana.

Desestimadas las cuestiones previas, San Ginés a juicio por presunta prevaricación

Tras desestimarse las cuestiones previas planteadas por las defensas de los acusados, Pedro San Ginés, Francisco Perdomo y Juan José Duchemín, el juicio oral por la incautación de la desaladora de Montaña Roja ha comenzado esta mañana.

Las defensas de los acusados planteaban interrogantes en torno a la ausencia de acusación popular personada pues, de un lado, Podemos como grupo político, esgrimían, no tiene entidad para este tipo de trámites, y, de otro lado, los consejeros de esa formación, en el momento de producirse los hechos juzgados, Carlos Meca y Pablo Ramírez no habían formulado acusación.

Estos extremos fueron desmontados por la fiscalía y por la letrada de la acusación popular, Nora Ferrer, y ratificados posteriormente por la magistrada.

También lo fueron el resto de cuestiones previas planteadas por las defensas de los tres acusados por la incautación de la planta desaladora

El principal acusado, el ex presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, se ha negado a contestar a las preguntas de la acusación popular y, caso de formularlas, de la fiscalía, y sólo, ha dicho su representante legal, responde a las cuestiones de la defensa y a las aclaraciones de la magistrada.

La jueza ha permitido que se leyeran las preguntas de la acusación desestimando, de este modo, la petición de uno de los letrados que ha solicitado que no se hiciera in voce sino que se aportaran directamente y por escrito en el acto.

La acusación popular, ejercida por Carlos Meca y Pablo Ramírez solicitan para San Ginés una condena de 12 años de inhabilitación para empleo o cargo público. La misma pena solicitan para Francisco Perdomo y José Juan Hernández Duchemín.

En la declaración a preguntas de su abogado, San Ginés inisistió en su inocencia y en que actuó en todo momento asesorado verbalmente. Recordó que en septiembre de 2014 como Presidente del Consejo Insular de Aguas, dictó una resolución administrativa que terminó con la incautación de la desaladora de Montaña Roja, propiedad de CLub Lanzarote. Insistió que no tomó ninguna decisión a sabiendas de su injusticia, sino "justo todo lo contrario; actué creyendo que tomaba la decisión más justa,  previo informe verbal del secretario del Consejo Insular,  quien doy fe que hizo lo propio,  cuando me informó verbalmente de que se podía incautar sin autorización judicial por tratarse de un bien de dominio público que terminará sin duda alguna en manos del Consorcio,  y que no era necesario que me lo informase por escrito".

El ex presidente subrayó que esa decisión era el único modo de garantizar el agua de abasto a 6.000 vecinos en iguales condiciones que el resto de Lanzarote y que venía a poner fin a la venta ilícita de agua por parte de una entidad privada que llevaba años desatendiendo los distintos requerimientos para que cesara su ilegal actividad y que incluso había sido denunciada tanto por del Diputado del Común como por particulares. Debía poner fin a  esa situación y así lo requería también el Gobierno de Canarias. 

Desestimadas las cuestiones previas, San Ginés a juicio por presunta prevaricación
Comentarios