biosferadigital
EDUCACIÓN

Las y los bibliotecarios, el alma verdadera de las bibliotecas de Lanzarote

biosferadigital 13/9/2020
Tradicionalmente, las bibliotecas públicas han procurado una mejor educación a los niños y jóvenes, de ahí que los bibliotecarios hayan desempeñado, y desempeñen, una labor crucial en estos lugares donde se tiene considerable número de libros ordenados para la lectura. Cada 13 de septiembre se celebra el Día del Bibliotecario, una jornada que ensalza a los encargados de organizar y clasificar todo tipo de materiales bibliográficos. Su función es orientar a las personas que se encuentran en la búsqueda de algún tipo de documento, sirviéndoles de guía e instruyéndoles.
 
Para que una biblioteca sea realmente buena necesita un buen bibliotecario, que es la persona encargada del cuidado, organización y funcionamiento de una biblioteca. Pero, ¿hay un perfil ideal para desempeñar este trabajo? En principio, le debe encantar conocer de todo un poco, pero su fuente principal de información debe ser la lectura. También es importante que le guste tratar con el público, viéndose a sí mismo como el guía hacia la fuente del conocimiento humano, y se le debe dar bien gestionar y organizar todo tipo de información.
La biblioteca de ‘A Casa’ no nació para guardar libros, sino para acoger personas
 
Existen 14 bibliotecas en Lanzarote que, en conjunto, disponen de unos fondos de casi 200.000 volúmenes, de los que más de 5.000 son anteriores al año 1901. Esta red de bibliotecas tiene inscritos más de 50.000 usuarios y reciben al año unos 130.000 visitantes. Sólo una de ellas tiene más de cien mil volúmenes, la Biblioteca Insular dependiente del Cabildo, que es, además, la única que dispone de más de mil metros cuadrados de superficie. Sólo hay dos bibliotecas que tengan cien o más puestos de consulta. 
 
Cada una de las 14 bibliotecas tiene su encanto. Lo tiene la biblioteca Ego Sum de la Sociedad Democracia; la biblioteca de A Casa José Saramago, que no nació para guardar libros, sino para acoger personas, como tantas veces repitió el escritor portugués distinguido con el Premio Nobel de Literatura; o la biblioteca de la UNED, ubicada en el antiguo Parador de Turismo, junto al mar. En la antigua cafetería, César Manrique pintó en 1959 un mural denominado Alegoría de la Isla, que hoy preside esta estancia dedicada al estudio y documentación.
La Biblioteca Insular dispone de un servicio de préstamo de libros digitales
 
Desde 2014, la Biblioteca Insular de Lanzarote tiene disponible para sus usuarios el servicio de préstamo de libros digitales. Basta con estar registrado como usuario en una de estas bibliotecas para poder acceder a contenidos de otras bibliotecas públicas de Lanzarote y de las restantes islas de Canarias. La Biblioteca Insular reabrió a finales de de junio después de que permaneciera cerrada por la crisis generada por la covid-19, y está sujeta a un estricto protocolo sanitario, como todas las demás. 
 
Hay unos estudios universitarios para formarse en este campo. Se trata de la Biblioteconomía, que es la disciplina que estudia la organización y administración de las bibliotecas. De forma más amplia, la Biblioteconomía y Documentación —también conocida como Ciencia de la Documentación— es el conjunto de conocimientos interdisciplinares, destinados a la gestión y tratamiento de los documentos e informaciones, independientemente de su soporte, ubicación, naturaleza física o digital, origen y destinatario.
 
Tradicionalmente la Biblioteconomía y Documentación ha estado orientada al sector de la biblioteca, el archivo, los museos y los centros de documentación. Sin embargo, la Documentación está presente en todas las tecnologías de la información a las que comúnmente tenemos acceso. Por ejemplo, el catálogo bibliográfico en línea, para reservar el próximo libro, o bien la app para consultar las últimas noticias publicadas en los medios.

Añadir nuevo comentario