Top Secret, 19 de septiembre de 2018

Nos vendemos barato

19/9/2018
Nos vendemos barato
El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Juan José Cardona (PP), ha dicho en una entrevista reciente que “la reivindicación de la autonomía del Puerto de Arrecife es parte del pasado”. ¿Y eso? Nos libramos de Luis Ibarra (parece que será candidato a la Presidencia del Cabildo de Gran Canaria por el PSOE, por cierto) y vino Juan José Cardona, del PP, ex alcalde de Las Palmas de Gran Canaria. Todo estamento de ámbito provincial empieza y termina en Gran Canaria. Que nadie se extrañe. Ibarra, y los últimos presidentes de la Autoridad Portuaria, nos llevaron al límite. Tanto que en la isla empezaron a sonar con fuerza los argumentos a favor de una Autoridad Portuaria propia. Una cuestión que se llevó incluso a las instituciones y por la que se posicionaron a favor la totalidad de los partidos. Luego cambiamos (o aplazamos) esa reivindicación por veintitantos millones de euros de inversión. El Senador por la isla y el presidente de la Cámara de Comercio convinieron con Madrid rebajar el volumen independentista hasta que aflojaran los billetes. Y una vez hecha e inaugurada la obra se supone que volveríamos a la carga para que Lanzarote soltara amarras con los “tutores” de la provincia.
 
Mayores de edad
Sin embargo Cardona, en la entrevista publicada por Diario de Lanzarote y firmada por Gregorio Cabrera, afirma que en su opinión “se trata de una reivindicación que forma más parte del pasado que del presente y la entiendo como un planteamiento en el que las instituciones se plantearon que no podían seguir esperando una serie de decisiones en materia de inversión, etcétera. Al menos lo que yo he comprobado desde que asumí esta responsabilidad es que en ningún caso se me ha puesto sobre la mesa, ni como amenaza velada ni de ninguna otra manera”.  Unas declaraciones que tienen dos partes distintas: su opinión sobre lo que debe ser nuestro futuro (nada distinto de esa inevitable tutoría no siempre deseada que ejercen los de allá con los de aquí) y ese no menos histórico borrarnos de casi toda reivindicación o por no molestar a los que mandan en el partido o por un par de céntimos de euro de inversiones. O por las dos cosas. De ser cierto lo que dice Cardona, alguien debería preguntar en las instituciones en qué punto hemos abandonado la lucha por la Autoridad Portuaria propia. Y quién lo ha ordenado.
 
Una limosnilla
La limosna que la Autoridad Portuaria de Las Palmas cree suficiente, esta vez, para taparnos la boca tiene que ver con una mayor capacidad de promoción de nuestro puerto en ferias temáticas. De cruceros y tal. “Yo estoy preparando un plan de comercialización y promoción de los tres puertos, donde cada uno debe tener su estrategia, su hueco y su personalidad”, dijo el gerifalte portuario en la misma entrevista. Y por ahí van los tiros. Convendría que los ciudadanos supiéramos de qué va a ir la cosa, ahora que hay elecciones a la vista. ¿Seguiremos reclamando una Autoridad Portuaria propia o ya nos hemos borrado? ¿Será esta cuestión una de las que se debatan en la campaña electoral o hay pacto de silencio para que nadie se entere de que eso, hubo una vez, estuvo muy vivo? En Madrid ya no está el PP, sino el PSOE. Y en Canarias el de Puertos ya no es del PSOE, sino del PP. Hasta cierto punto es normal que la gente, el votante, se confunda con las papeletas. Y los papelones.

Añadir nuevo comentario