Top Secret, 26 de octubre de 2017

Ruido de fondo

25/10/2017
Ruido de fondo
Ya sea un niño preguntón en plena conversación de dos adultos, ya el perro de Macron meando en el salón en mitad de una reunión. Hay muchas formas de generar ruido en medio de algo importante. En la actual tesitura política lanzaroteña el papel de niño, o de perro de Macron, lo está representando el Partido Popular de Ástrid Pérez. ¡Fuerte una traquina lo de esta mujer (y este partido) con querer levantarse para sí la alcaldía de Arrecife! Lo último el papelón que le han hecho hacer a Dácil Garcias. De llorar por todas las esquinas quejándose de que Ciudadanos (Cs) no quiere saber nada de ellos, que no les reciben, que les suspenden reuniones, que si esto o aquello a afirmar que "se ha propuesto desde algunas fuerzas políticas que verían viable un posible pacto entre los socialistas, el Partido Popular y Cs". Así lo dice Dácil en el último comunicado enviado a los medios. La frase tiene su miga. ¿Qué posibles fuerzas verían viable un pacto entre PSOE, PP y Cs? Sin ser esas mismas tres, naturalmente. Es lo primero que extraña de este nuevo ataque de histeria política ordenado por la Califa imaginaria ("¡Quiero ser Califa en lugar del Califa!").
 
Qué parte del NO
Y si descartamos que haya carretadas de partidos políticos a los que les molaría ver a socialistas, ciudadanos y peperos gobernando Arrecife (con Ástrid de alcaldesa, evidentemente), la cifra de partidos que hipotéticamente apostarían por la terna serían... los de la terna: PSOE, PP y Cs. Ahora bien: cabe recordar que Ciudadanos le ha dicho en todos los idiomas posibles y en los formatos conocidos (faltaría el papiro, pero por falta de existencias) que no quieren saber nada de ellos. Que no pactan. Ni en Arrecife ni en ningún lado. Falta saber qué parte del NO siguen sin entender en el Partido Popular. Y, de otro lado, a nadie se le esconde que hay negociaciones para una moción de censura en el Cabildo donde participa el PSOE, también Ciudadanos y en las que el Partido Popular no ha sido invitado. Así que descartamos también que el PSOE 'vea viable' el tripartito soñado por Dácil. ¿A qué, por tanto, el comunicado de la portavoz del PP en Arrecife? 
 
El último tren
Puede a que de repente esté pasando el último tren para Ástrid Pérez. Ya hemos contado aquí mismo que pese al triunfo en el último cónclave orgánico, hay bastante gente que ni perdona ni olvida. Y esperan a un mínimo desliz para pasarle alguna factura pendiente. Y tampoco conviene olvidar que Pérez no apostó por Antona para la regional. Y esas cosas, mientras tienes poder, como que quedan en segundo plano. Pero a la que caes, caes con todo. Añadan a esto que en la espiral que anda metida por ser Califa en lugar del Califa, va proponiendo a otras formaciones políticas, según nos filtran personas conocedoras de esas 'negociaciones', que el PP está dispuesto a no hablar ni de Cabildo, ni de San Bartolomé ni de otros lugares donde podría entrar a formar gobierno, con tal de ser ella alcaldesa de Arrecife. Incluso nos soplan que también renunciaría a gestionar una golosina que les encanta: los Centros Turísticos. Desconocemos si eso lo saben o no los Saray Rodríguez, Maite Corujo y Ángel Vázquez, pero este Top Secret se fía siempre de sus fuentes y estas afirman que es así: renunciar a todo con el único objetivo de comerse las uvas como alcaldesa en la plaza de la Iglesia de San Ginés. Y eso, en ocasiones, no convence ni a los propios.

Añadir nuevo comentario