Opinión

A toda la sociedad canaria

A toda la sociedad canaria

En agosto de 1982 se aprobaba el primer Estatuto de Canarias. Arrancaba nuestra autonomía, comenzábamos juntos a construir un espacio común en el que el legado de nuestros antepasados nos sirviera como guía para edificar un futuro para las siguientes generaciones de canarios y canarias. Desde entonces, el día de Canarias nos sirve para recordar y poner en valor las cosas que nos unen, las que nos hacen diferentes, las que nos hacen más fuertes y las que han hecho que nuestras islas sean hoy un lugar mejor que aquel en el que nuestros abuelos y abuelas tuvieron que abrirse paso con esfuerzo y sacrificio. 
 
Nos vienen a la memoria, cuando echamos la vista atrás, a ese pasado no tan lejano, episodios como el de los 171 canarios que se embarcaron en el Telémaco, zarpando desde La Gomera en busca un futuro para ellos y sus familias. Hará este agosto 70 años de aquella odisea. 
Este es un Día de Canarias, distinto, el más especial que hemos conmemorado
 
Este es un Día de Canarias, sin lugar a dudas, distinto, el más especial que hemos conmemorado en estos ya casi 40 años de autonomía, porque hoy nos faltan, no están con nosotros, 160 canarios y canarias que se nos han ido víctimas de la pandemia de COVID-19. Hoy, todos ellos y ellas están en nuestro recuerdo, y hoy mostramos aquí, en el Parlamento de Canarias, nuestro respeto a su memoria. A sus familias y a sus seres queridos, todo nuestro cariño y nuestro más sentido homenaje en este Día de Canarias. 
 
Desde el pasado día 31 de enero en que se diagnosticó el primer caso de COVID-19 en Canarias, la sociedad de las islas se ha enfrentado al reto más importante y más difícil que recordamos en generaciones. Y una vez más, hemos demostrado que los valores y principios que nos han hecho una tierra de acogida, una tierra de mestizaje, de solidaridad, nos han servido para afrontar juntos la enfermedad y el confinamiento. Este día de Canarias, por tanto, es también un homenaje a todos los hombres y mujeres, trabajadores y trabajadoras que lo dieron todo en los momentos más difíciles para que pudiéramos afrontar el reto de la pandemia: a los hombres y mujeres del sector sanitario, del sector sociosanitario, de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, bomberos, protección civil, a los trabajadores y trabajadoras de los sectores esenciales que arriesgaron también su salud por ayudarnos a superar los momentos más duros del confinamiento. A todos ellos y ellas, gracias en nombre del pueblo de Canarias. 
Canarias, afortunadamente, está aún lejos de este virus que amenaza a la democracia
 
Ahora toca afrontar el reto de la recuperación de nuestra vida cotidiana, de recuperar nuestros sectores económicos, sociales y culturales, y hacerlo sin dejar a nadie atrás. Salir juntos y llegar juntos. Y lo haremos, como ya lo hicieron generaciones y generaciones de canarios y canarias en momentos duros y difíciles, apoyándonos los unos en los otros y recordando que estas ocho islas son, sobre todo, tierra de compromiso y de solidaridad.  Debemos hacerlo también con los valores que desde cada balcón de nuestra tierra, día tras día a las siete de la tarde, los canarios y canarias celebraban mientras daban una emocionante lección de responsabilidad cumpliendo con el confinamiento para salvar vidas. Aplausos para poner en valor lo público, lo colectivo. 
 
En estos casi 40 años de autonomía en Canarias también hemos sabido construir un espacio de convivencia, un lugar en el que las ideas, los proyectos y las distintas formas de sentir y entender las islas han logrado escucharse y respetarse. Los años de autogobierno también han servido para fortalecer un sistema de garantías y libertades en las islas, al tiempo que se consolidaba en todo el país nuestro sistema democrático. Por eso hoy, en este día, quiero hacer un llamamiento para que no caigamos en el peligroso error de menospreciar las señales que se están produciendo en la sociedad de nuestro país de deterioro de la convivencia entre ciudadanos, una situación a la que debemos responder todos y todas quienes tenemos algún tipo de responsabilidad pública, comportándonos en la esfera política e institucional conforme a los valores de respeto que nos han traído hasta aquí, sin azuzar desde los escaños o desde los hemiciclos la diferencia y la confrontación, sino la concordia, el entendimiento y el diálogo. Canarias, afortunadamente, está aún lejos de este virus que amenaza a la democracia, pero en nuestras manos está no dejar que contamine nuestra convivencia. Estamos a tiempo. 
Adentrarse en lo desconocido no tiene por qué infundirnos temor
 
Canarias, como el resto del planeta, se adentra ahora en un territorio desconocido. Hemos escuchado mucho, durante esta crisis sanitaria, que saldríamos mejores. Eso, por fortuna o por desgracia, no sucederá por sí solo. Dependerá de lo que hagamos entre todos. Estamos también ante la posibilidad de evaluar qué nos ha fallado, qué ha funcionado y qué debemos hacer para el futuro. También estamos ante el reto de reiniciar las islas sabiendo con más certeza que nunca cuáles son nuestras debilidades y nuestras fortalezas. Es también esta una oportunidad para no hacer lo mismo, hacer cosas diferentes y hacerlas mejor para lograr hacer de Canarias una tierra menos dependiente, más autónoma y más fuerte. En ello debemos también ser persistentes en nuestras reivindicaciones frente al Estado y a Europa de que este es un territorio cuyas singularidades deben ser atendidas en el marco de la recuperación. 
 
Adentrarse en lo desconocido no tiene por qué infundirnos temor. Canarias es un pueblo de mar, de navegantes, de pescadores. Nadie mejor que ellos para saber que guiados por las estrellas, cualquier buen marinero sabe llegar a un lugar mejor. Permítanme terminar con una frase de Galdós, el canario más universal del que este año conmemoramos el centenario de su fallecimiento: “Nuestra imaginación es la que ve y no los ojos”. Señoras y señores, hagamos caso a don Benito: imaginemos Canarias. 
 
Feliz Día de Canarias.
 
Gustavo Matos Expósito, intervención del presidente del Parlamento de Canarias por el Día de Canarias.

A toda la sociedad canaria
Comentarios