Opinión

Carta de un padre por gestación subrogada

Irene Montero
Irene Montero
Carta de un padre por gestación subrogada

Estimada Irene Montero:

Mi nombre es Ismael Lozano y soy escritor, editor y padre por gestación subrogada.

 Te escribo esta carta, porque creo necesario hacerlo, para hablarte de mi familia, porque considero, que la estás atacando injustamente, ofendiendo y discriminando, como si la palabra Igualdad de tu Ministerio no nos incluyera a todos.

Tu eres madre y entenderás perfectamente que haga algo así, porque no puedo permitir que mi hija crezca creyendo que ha nacido como resultado de la violencia, cuando en realidad, todo lo relacionado con ella, desde el minuto uno, es resultado del amor.

Mi niña nació este febrero en Estados Unidos, porque en España no era posible y  es uno de los pocos países del mundo que admiten padres del mismo sexo para llevar a cabo la gestación subrogada. Antes de plantearnos esta opción, mi marido y yo estudiamos la adopción, porque consideramos que es mucho más bonito hacernos cargo de un niño ya nacido que dar vida a uno propio, pero dado que nuestro mejor amigo tardó diez años en lograrlo, pensamos que, por nuestra edad, ya no era recomendable y que debíamos buscar otras vías.

Diez años, Irene ¡Diez años! Quizá ese sea un tema del que os debáis ocupar, porque quizá si solucionarais eso, ahora mismo, no estaríamos hablando de estas cosas, porque diez años es demasiado tiempo para justificarlo con excusas.

Respecto a la gestación subrogada comentar, que existe mucha desinformación y que algunos sectores se aprovechan de ello ¿Cómo se lleva a cabo? En nuestro caso fuimos a EEUU, y tras pasar las pruebas obligatorias (psicológicas y físicas) para evaluar nuestra idoneidad, hicimos una donación de esperma y con la ayuda después, de una donante de óvulos, se formaron embriones en una clínica de fertilidad. Hasta aquí todo es igual que una mujer que recurre a un banco de esperma para formar su embrión, solo que a nosotros, en España, no nos lo permiten ¿Igualdad o discriminación?

La gestante, según nuestra experiencia en EEUU, no es coaccionada ni obligada, ni nada semejante, es más, ¡Es ella la que te elige a ti! Existen agencias en las que las mujeres interesadas se apuntan voluntariamente y tras estudiar su idoneidad les dan el apto para iniciar el proceso. ¿Qué requisitos tienen que cumplir esas gestantes? En EEUU tiene que pasar pruebas psicológicas, haber sido madres previamente y tener independencia económica. No se aceptan gestantes que lo hagan por necesidades económicas. Es distinto de lo que nos cuentan ¿No?

Y entonces…. Si no lo hacen por dinero… ¿Por qué lo hacen? Pues simple y llanamente, porque LES PERMITEN DECIDIR. Hay gente que quiere ayudar ¿Te parece increíble?

Tenéis que poneros en el contexto, en EEUU, la gestación subrogada se lleva a cabo desde 1975, para ellos es habitual que algún miembro de tu familia o persona cercana haya recurrido a ella para conseguir tener un hijo y que ofrecerse voluntario para ayudar a alguien no parezca una locura. No hablo de parejas homosexuales solamente, es una técnica a la que recurren mujeres a las que han tenido que extraerles el útero, hombres solteros que quieren ser padres, parejas estériles… Y se hace todo libremente, regulado por contratos elaborados por abogados de ambas partes y ante notario. Los padres se hacen cargo de todos los posibles gastos que se puedan generar (transporte, medicinas, seguro, canguro para sus hijos si necesita reposo, el pago del salario que percibía en su trabajo si tiene que cogerse la baja…) y una pequeña compensación por la labor que la gestante está desarrollando (que me parece lógico y normal).

Cuando nuestra gestante nos eligió, y tuvimos la primera videollamada, lo primero que le pregunté fue por qué lo hacía, y ella, emocionada me dijo “Porque quiero ayudaros, chicos” y yo no pude evitar ponerme a llorar.

¿Irene, de verdad piensas que la relación entre los padres y la gestante se basa en la violencia? ¿Cómo tratarías tu a la persona que te está ayudando a tener a tus hijos? La relación con nuestra gestante ha sido maravillosa durante todo el proceso y cuando tuvimos la oportunidad de conocerla, le repetimos hasta la saciedad lo afortunados que nos sentimos porque ella nos haya elegido y haya decidido ayudarnos. Si eso es maltrato, he de decirte que lo seguimos haciendo, porque a día de hoy seguimos en contacto con ella, mandándonos fotos y audios y recordándole cada día que, gracias a ella, hemos formado una familia.

Querida Irene, resulta irónico que una persona a la que consideras maltratador te tenga que decir algo así, pero quizá, en vez de empeñarte en defender tu idea sesgada de Igualdad deberías plantearte que las mujeres son suficientemente inteligentes para DECIDIR qué hacer con su cuerpo, tanto como para DAR como para QUITAR vida, y que tú, lo que deberías de hacer al respecto, es simplemente, asegurarte, de que lo hacen de forma regulada y segura.

Perseguir a los padres que han acudido a la gestación subrogada en los países en los que está permitido es tan absurdo como hacerlo a las mujeres que fueron a abortar al extranjero cuando aquí estaba prohibido. No hemos delinquido. No hemos maltratado. Solo hemos amado. Y si te parece inconcebible pensar que una mujer libremente acceda a hacer algo así, te contaré, que yo, después de haber sido padre por gestación subrogada y haber vivido el proceso, estaría dispuesto y feliz de hacerlo. No confundas generosidad con maltrato y no ensucies el nombre de mi familia si no la conoces. Que tú no estés dispuesta a hacerlo por otra persona no significa que otra mujer, libremente, no quiera llevarlo a cabo.

Un abrazo enorme y espero que, en el futuro, el Ministerio de Igualdad nos represente a todos, porque a día de hoy, para mí, es discriminatorio.

Atentamente,

Ismael Lozano Latorre

Autor de “Vagos y Maleantes”

Carta de un padre por gestación subrogada
Comentarios