Opinión

La realidad lanzaroteña es otra

La realidad lanzaroteña es otra

Lanzarote es una isla emblemática y con patrimonio y tesoros que la convierten en única. Pero, desgraciadamente, personajes públicos, miembros de una agrupación política a la cual se le adhieren supuestamente casos puntuales como ERES, de malversación de fondos públicos y corrupción en estado vivo, pretenden engañar a los lanzaroteños con reportajes comprados y premeditados astutamente con el fin de ocultar la auténtica realidad del turismo que visita la isla conejera.
 
Esta realidad de basa principalmente en dos pilares críticos. El turismo que visita Lanzarote es un turismo pobre, de bajo nivel adquisitivo, el cual por razones obvias visita nuestra isla, pues es más económico cerrarse en un hotel de Lanzarote por una semana, que relajarse dos días en países como Inglaterra, Francia o Alemania.
 
Debe saber señora presidenta de nuestro Cabildo de Lanzarote que ni usted ni nadie en su equipo de trabajo han hecho previsión alguna de qué turismo visita nuestra isla, ni mucho menos incentivar la industria pequeña y mediana lanzaroteña para favorecerse de los beneficios que del turismo que visita Lanzarote.
 
Las grandes cadenas hoteleras ubicadas en la isla de Lanzarote, así como tour-operadores (TUI, Ryanair, Condor, etc.), son los únicos beneficiarios de este turismo del cual Dolores Corujo presume. Próximamente, le aportaré personalmente a estos dirigentes colmados de incompetencia cifras reales acerca de la situación de los negocios lanzaroteños, del alto índice de desempleo existente, antes y durante su gobernabilidad, de la precariedad del sistema sanitario en Canarias, y de cómo a pesar de esponsorizar anuncios de este tipo, la realidad lanzaroteña es otra.

La realidad lanzaroteña es otra
Comentarios