Opinión

Las perlas de Elena Solís (II)

Elena Solís
Elena Solís
Las perlas de Elena Solís (II)

Hace unos días publiqué el primer capítulo de esta serie titulado “Un complejo de inferioridad de Dolores Corujo, y otras perlas de Elena Solís”, la exconsejera de medioambiente del Cabildo de Lanzarote cesada por la presidenta del Cabildo. 

Ya entonces, reproduje sus palabras: “lo que hay realmente es un complejo de inferioridad de la presidenta que no es capaz de estar ahí por sí misma…” y añadí que si hubiese sido yo quien profiriera esas declaraciones ya estaría señalado como el mayor misógino, machista y macarra de la historia de la institución. 

Aquel fue el primero de varios capítulos en forma de artículo, porque la exconsejera –además de revelar las verdaderas razones de su cese y que quién maneja realmente el Cabildo es Carlos Espino y no Dolores Corujo– contó detalles internos del funcionamiento de la institución que no tienen desperdicio, y los hechos van confirmando su relato. 

Aunque no me corresponde a mi explicar las razones de su dimisión, la renuncia del director insular de Medio Ambiente y número dos del área, Yarci Acosta, probablemente tengan mucho que ver con este segundo capítulo sobre cómo funciona el Cabildo, según Elena Solís, convirtiéndose en protagonista inesperado del mismo, y dejando el área como un erial, fiel retrato de la gestión de este gobierno.

Me consta que gran parte de la plantilla de la corporación conoce y comparte la opinión de Solís acerca del sectarismo y autoritarismo con que Espino y Corujo dirigen la institución, pero es necesario que también lo sepa la opinión pública y es por eso que merece la pena reproducir algunas de sus declaraciones.

Elena Solís, sobre el funcionamiento del Cabildo de Lanzarote

“Yo no podría hacer ciertas cosas porque me lo diga un consejero de PODEMOS porque viene de una reunión con Carlos Espino y Loly Corujo. Sencillamente, no lo puedo hacer”. 

“Es un edificio enfermo y estoy encantada de salir de allí. Lo que pasa es que los funcionarios no lo pueden contar porque se juegan su pan, pero la realidad es que ahora mismo hay una presión terrible; la gente está muy descontenta y nadie hace nada”.

“Es lamentable el estado de desmantelamiento del Cabildo, de donde se ha sacado a técnicos competentes para sustituirlos por otros más afines”.

“La única vez que he tenido la suerte de hablar con Dolores Corujo, porque nunca jamás ha accedido a verme, fue por teléfono, y me dijo que era un verso suelto”.

“En el Cabildo no puedes hacer absolutamente nada que no esté sancionado y autorizado por Presidencia. Esto es un gran hándicap para la democracia de esta isla”.

Esto que denuncia Elena Solís, ni es exclusivo de este departamento ni es nada que no se sepa ya de puertas adentro. Al contrario, es la tónica generalizada en la mayoría de áreas de la institución y lo sabe buena parte de la plantilla, desmotivada precisamente por eso, y por el trato indigno al que buena parte de ella está siendo sometida por esta presidenta y su lugarteniente. 

A lo anterior hay que añadir algunos detalles sobre cuál es, según Solís, el funcionamiento y el papel de PODEMOS en el gobierno del Cabildo que sostiene a Corujo junto al tránsfuga Sosa:

Elena Solís, sobre el funcionamiento del grupo de PODEMOS en el Cabildo de Lanzarote:

“Los consejeros electos de PODEMOS han sucumbido a la presión y a la erótica del poder”.

“PODEMOS en el Cabildo es una estructura en la que los dos consejeros tienen una visión muy particular de la democracia. Son instrumentos directos de Dolores Corujo”.

"Los dos consejeros de PODEMOS han ido por su cuenta y no sabemos que les han ofrecido”.

Así resulta fácil entender porque ha renunciado a su cargo Yarci Acosta, el profesional propuesto por PODEMOS y fichado igualmente para dar la falsa apariencia de cercanía a los postulados de César Manrique, y de sostenibilidad a un gobierno que no se sostiene. 

Especialmente porque al PSOE de Espino y Corujo, estos valores impostados siempre les han importado más bien poco o nada. 

Honestamente, no puedo decir lo mismo de otros socialistas que me precedieron como Enrique Pérez o Manuela Armas.

Pedro M. San Ginés es portavoz Adjunto del Grupo Nacionalista CC-PNC en el Cabildo de Lanzarote

Las perlas de Elena Solís (II)
Comentarios