Relatos de Vida

"Somos nosotros con nuestras políticas los que obligamos a la gente a viajar jugándose la vida"

Louelia Mint, abogada de Migración y Extranjería
Abogada, saharaui y con el coraz√≥n en Canarias. Loueila Mint cont√≥ en una entrevista los episodios m√°s duros y tambi√©n los m√°s bonitos de su vida: "Debemos ser conscientes de que por vivir bien nosotros, hay otras personas que directamente no pueden vivir"
"Somos nosotros con nuestras políticas los que obligamos a la gente a viajar jugándose la vida"

"Yo soy consciente de que soy una privilegiada, de que tengo todo lo que quiero. Me puedo duchar cada d√≠a, comer y tengo un techo donde dormir. Eso mismo se ha convertido para mi en una responsabilidad, porque las personas que vivimos bien podemos mantenernos ajenos al mundo y obviar otras realidades o tambi√©n podemos ser conscientes de que por vivir bien hay otras personas que directamente no pueden vivir". Ella es Loueila Mint, tiene 32 a√Īos y en el programa de Relatos de Vida cont√≥ los episodios m√°s duros de su vida, y tambi√©n los m√°s bonitos de su trayectoria profesional.

Abogada, saharaui y con el coraz√≥n en Canarias. Pas√≥ los primeros a√Īos de su infancia en un campo de refugiados y lleg√≥ a Espa√Īa en 1998, con una familia de acogida. Luego, junto a sus tres hermanos y su madre, se instal√≥ en Tenerife. Fue all√≠ donde le cambi√≥ la vida y luch√≥ por sus sue√Īos. Trabaja como abogada de Migraci√≥n y Extranjer√≠a en Canarias.

Aqu√≠ todos somos iguales y no se deben juzgar las historias de otras personas sin antes conocerlas

"El hecho de criarte en el desierto, en mitad de la nada, depender de la ayuda humanitaria, ver que a pesar de esas circunstancias tu familia tambi√©n se preocupa por tu formaci√≥n, que quieren que salgas de ese campamento de refugiados y te conviertas en una persona independiente... Todo eso creo que ha sido lo que me ha empujado a estar a d√≠a de hoy donde quiero estar". Una profesi√≥n la de Loueila que, seg√ļn cuenta, fue elegida, "por un lado, porque obviamente soy inmigrante refugiada mujer y africana y conozco las injusticias que existen y, por otro lado, porque tambi√©n creo en la necesidad de un mundo mejor dentro de este sistema en el que he vivido".

Respecto a su trayectoria profesional, la abogada explica que no ha sufrido presiones directamente por su trabajo. "Por suerte creo que he tenido m√°s apoyo que haters racistas o xen√≥fobos que me puedan atacar". No obstante, s√≠ aprovecha en la entrevista para lanzar un mensaje: "A los que critican, solo decirles que aqu√≠ todos somos iguales y que no se deben juzgar las historias de otras personas sin antes conocerlas".

Cuando se trata de la comunidad migrante, una persona parece que ya representa a todo el colectivo

"Hay minor√≠as que por falta de informaci√≥n hacen referencia a que toda la poblaci√≥n migrante hemos venido aqu√≠ a robar, a violar, o a recibir ayudas. Por supuesto que hay gente extranjera que comete delitos, igual que de Canarias y de todos lados. Pero cuando se trata de la comunidad migrante, una persona parece que ya representa a todo el colectivo".

Un problema con el que suele toparse la abogada y al que siempre ha intentado hacer frente a trav√©s de la comunicaci√≥n y la pedagog√≠a. "Nadie pone su vida en riesgo para venir y quedarse fuera del sistema. Somos nosotros mismos, con nuestras pol√≠ticas, quienes obligamos a que la gente salga gast√°ndose miles de euros en organizaciones criminales porque no pueden ir a sacar un visado y venir en avi√≥n. Esa es la realidad".

"Cuando pienso en los chicos que han llegado a m√≠ para contarme su historia, y recuerdo que he podido en alguna ocasi√≥n cambiarles la vida y encima veo que me lo agradecen... Eso es lo que hace que yo siga estando donde estoy, porque creo que estoy haciendo lo que tengo que hacer. Es mi responsabilidad y mi obligaci√≥n".

"Somos nosotros con nuestras políticas los que obligamos a la gente a viajar jugándose la vida"
Comentarios