Arte y literatura

Leandro Perdomo, ‘Como la liebre en el páramo’ y la Bienal de Arte

Leandro Perdomo Spínola
Leandro Perdomo Spínola

La XI Bienal de Arte de Lanzarote rinde tributo a la figura literaria de Leandro Perdomo Spínola (Lanzarote, 1921 - 1993) con motivo del centenario de su nacimiento

Leandro Perdomo, ‘Como la liebre en el páramo’ y la Bienal de Arte

En primavera concluye la XI Bienal de Arte de Lanzarote, que rinde tributo a la figura literaria de Leandro Perdomo Spínola (Arrecife, 1921 - Teguise, 1993) con motivo del centenario de su nacimiento. El director artístico de esta edición de la Bienal, Adonay Bermúdez, ha escogido el lema “Como la liebre en el páramo” con un texto que expresa los contenidos de su propuesta, que aborda los complejos problemas del mundo actual.

“DE SALTO EN SALTO…”

El texto dice así: “De salto en salto, como la liebre en el páramo tratando de descubrir el escondrijo, vamos descubriendo verdades, realidades que a veces nos alejan y otras, las más, nos acongojan, y nos conturban y nos espantan. […] Después viene la reacción, la serenidad reflexiva de las ideas, y nos quedamos como atontados, hasta que comprendemos lo ingenuos que hemos sido, marionetas de paja y de resortes manejados por los listos”.

De la mano de Leandro Perdomo, el primer número del semanario ‘Pronósticos’ vio la luz un mes de enero. Era el día primero de 1946, apenas unos meses después de finalizar la II Guerra Mundial, pero el entusiasta proyecto periodístico nació en un contexto muy adverso que provocó su cierre dos años después, en marzo del 48. Aquella proeza fue la primera que fundó y dirigió Leandro, puesto que volvió a embarcarse en una aventura semejante durante sus años de emigrante (‘Volcán’, Bruselas, 1963-1968).

LOS OBSTÁCULOS DE LOS PROYECTOS PERIODÍSTICOS

Aquel día primero arrancó “otro viejo anuncio de periódico nuevo” bajo el “designio” deportivo, literario y artístico. Muy pronto, de la propuesta informativa se descolgaría la vertiente deportiva para erigirse en un periódico semanal de opinión general, atrayendo como colaboradores a los sectores intelectuales de la época. El primer ejemplar de ‘Pronósticos’ se refirió en su editorial a “los tradicionales obstáculos y de los tradicionales buscadores de obstáculos” con que han tropezado históricamente en Lanzarote los proyectos periodísticos.

‘Pronósticos’ propuso “constituir para Lanzarote una atrevida Banca de Cultura, que ponga en marcha un voluminoso comercio intelectual”, y, a tal fin, salió “en busca del lector y nos sentiríamos defraudados si no llegáramos a encontrarlo”. Fue “un barco más —cara o cruz— enviado a la anchura inclemente del Océano, al descubrimiento o al naufragio. Una nueva revista lanzada a la vorágine aleatoria de la publicidad”.

LEANDRO PERDOMO PUBLICÓ SEIS LIBROS.

El cacique siempre despreció la inteligencia y el político tan solo quiere fervorosos partidarios o servidores, por lo que han ahogado siempre los anhelos de buenos poetas y excepcionales escritores que han aspirado a formar la opinión pública de los menos ilustrados. ‘Pronósticos’ no iba a ser menos y el poder político en forma de brutal dictadura en franquista, el caciquismo local, el aislamiento internacional del régimen y la carencia de lo más elemental obligaron al cierre del periódico.   

Leandro Perdomo publicó seis libros. “Diez Cuentos” (1953), con ilustraciones de Manolo Millares; “El Puerto de la Luz”, (1955), con dibujos de Manolo Millares y prólogo de Ventura Doreste; “Nosotros Los emigrantes” (1969); “Lanzarote y yo” (1974), con portada de César Manrique y prólogo de Néstor Álamo; “Desde mi cráter” (1976), con ilustraciones de Enrique Spínola González; y “Crónicas Isleñas” (1979), con dibujos de Agustín Cabrera Perdomo.

Leandro Perdomo, ‘Como la liebre en el páramo’ y la Bienal de Arte
Comentarios