Puertos

Puerto de Arrecife, el corazón de la actividad económica insular

2022 no consiguió recuperar las cifras de tráfico anteriores a la pandemia, ya que el año acabó con unos 450.000 pasajeros, de los que unos 340.000 eran turistas de cruceros

Puerto de Arrecife, el corazón de la actividad económica insular

Arrecife ha sido siempre un espacio privilegiado con fines portuarios debido a sus costas tranquilas y a su especial relieve. Islotes, ensenadas, bajas, playas, arrecifes y charcos suavizan el mar abierto, generando aguas tranquilas en el interior. Todas estas características se dan en Naos y sus alrededores, por lo que ha sido reconocido como el mejor puerto natural de Canarias.

Años atrás la isla se puso reivindicativa y se aceleraron las inversiones pendientes en infraestructuras portuarias en torno al muelle de los Mármoles, que entró en servicio en 1959 con poco más de 400 metros de longitud para reemplazar al muelle Grande. Sin embargo, Los Mármoles no resultó ser la instalación portuaria que reclamaban las mentes más lúcidas de la isla, que apostaban porque el muelle arrancara desde la Punta de los Vientos para generar una gran lámina de agua abrigada en su interior.

UN POLO DE DESARROLLO ECONÓMICO

En 1961, el puerto de Los Mármoles es declarado de Interés General del Estado y se integra en la Junta del Puerto de la Luz y de Las Palmas. El puerto de Arrecife ofrecía entonces y ofrece hoy un importante potencial para erigirse en un verdadero polo de desarrollo económico. El muelle de Los Mármoles toma su nombre, muy probablemente, del naufragio en sus inmediaciones de un buque español cargado de mármoles, con destino al Rey Luis XIV de Francia.

El de Arrecife nació como un puerto eminentemente pesquero, aunque con el paso del tiempo se ha convertido en el tercer puerto de las Islas Canarias en mercancías. No obstante, en materia pesquera se ha perdido la potencia de otras épocas, cuando Naos llegó a albergar la principal flota sardinal del Estado. La creación del muelle de Contenedores, la ampliación y mejora de varios de los existentes, la construcción del muelle de Cruceros y la construcción del puerto náutico-deportivo Marina Lanzarote, van dando forma a la estructura portuaria actual de Arrecife.

CONTENEDORES Y LOS CRUCEROS DE TURISMO

Los principales tráficos del puerto de Arrecife son los contenedores y los cruceros de turismo, por el que ocupa un puesto destacado en el Atlántico Oriental. Antes de la pandemia, el puerto movía unos 700.000 pasajeros al año, de los que medio millón eran turistas llegados a bordo de alguno de los más de 200 barcos de cruceros que arribaban cada año. Al concluir 2022 no se consiguió recuperar aquellas cifras, ya que el año acabó con unos 450.000 pasajeros, de los que unos 340.000 eran turistas de cruceros.

La zona portuaria de Arrecife cuenta con 120 hectáreas de superficie de flotación y 450.000 metros cuadrados de superficie terrestre. Esta zona portuaria se distribuye entre Naos y Los Mármoles, pero se administra desde la Autoridad Portuaria de Las Palmas, un organismo de ámbito provincial. En Canarias, los puertos de Interés General del Estado están agrupados por provincias e integrados en dos Autoridades Portuarias. Los de la provincia occidental se gestionan desde Santa Cruz de Tenerife y los de la oriental desde Las Palmas de Gran Canaria.

PUERTA DE ENTRADA DE MERCANCÍAS

En cualquier isla del mundo un puerto es el corazón de la actividad económica. Por eso, el de Arrecife es la principal puerta de entrada de mercancías. Por él llegan toda clase de bienes de producción y consumo que, una vez desembarcados, son redistribuidos por todo el tejido industrial y comercial. Pero, en sí misma, en la zona portuaria siempre ha habido una significativa actividad económica en tierra vinculada a los servicios aduaneros y portuarios, los transportes, el comercio, los relacionados con la pesca, o, sencillamente de ferretería y reparación naval.

Las primeras infraestructuras portuarias de Arrecife se acometieron en la bahía de Naos. Datan de finales del siglo XV, dando lugar a un asentamiento poblacional en el barrio de La Puntilla, en El Charco, alrededor del cual creció la ciudad. En los siglos posteriores, la actividad comercial propició el desarrollo de las actividades portuarias, sobre todo a finales del XVIII con la introducción del cultivo de la barrilla. Con ellas, se produjo el despegue de la ciudad de Arrecife.

Puerto de Arrecife, el corazón de la actividad económica insular
Comentarios