Crisis del agua

Consorcio-Canal Gestión: se avecina un nuevo pulso por el agua pública en Lanzarote

Reunión Consorcio del Agua de Lanzarote
Reunión Consorcio del Agua de Lanzarote
A la empresa pública, Inalsa, la hundieron a base de meter la mano y dilapidar millonadas. La polémica adjudicación a Canal Gestión ha derivado en un pésimo servicio. ¿Qué hacer con el agua en Lanzarote?
Consorcio-Canal Gestión: se avecina un nuevo pulso por el agua pública en Lanzarote

¿Puede volver a ser público lo que ahora llaman el ciclo integral del agua en Lanzarote? Es la pregunta que cada vez con mayor fuerza se escucha en los despachos de los dirigentes insulares. Los repetidos incumplimientos y mal servicio de la actual empresa que lo administra, Canal Gestión, filial de la madrileña Canal de Isabel II a la que el gobierno de Pedro San Ginés (CC) adjudicó el negocio tras el hundimiento económico de Inalsa, han reavivado el debate.

Fuentes del Gobierno Insular ya no esconden que los distintos expedientes abiertos a Canal Gestión, además de su cometido penalizador, forman parte de la munición de la que se está haciendo acopio "por si acaso". Es decir, por si llega el día en que el Consorcio del Agua, competente en la materia, decida entablar la batalla final contra la empresa madrileña y rescatar el servicio

Para ello, apuntan fuentes cercanas a presidencia, hace falta un buen equipo jurídico y demostrar que Canal Gestión está incumpliendo con lo estipulado en el contrato que une a las partes. Parafraseando al veterano letrado y expolítico -si alguna vez se es expolítico- Lorenzo Olarte, "para ganar un pleito hacen falta tres cosas: tener la razón, demostrar que la tienes y, por último, que te la den".

De momento, y al margen de lo visible y más evidente estas últimas semanas -desabastecimiento en La Graciosa, primero, y en el resto de la isla, después- desde el ente público que conforman Cabildo y ayuntamientos, se escudriña milímetro a milímetro las supuestas obras por valor de unos 50 millones de euros que la empresa se comprometió a invertir cuando le adjudicaron el negocio. Y la no respuesta a varias preguntas: ¿por qué sigue habiendo las mismas pérdidas en red, o más?; ¿por qué sigue sin llegar agua todos los días a los municipios de San Bartolomé y Tinajo? y ¿por qué el campo insular continúa seco?.

Y es que, por incumplir, a Canal Gestión hasta le afean la política de comunicación. Afirman desde el Cabildo que omiten la obligatoriedad de consensuar con el Consorcio los comunicados que se dirigen a la opinión pública.

Así las cosas, ¿es posible que Lanzarote recupere un servicio público y no privatizado del ciclo integral del agua? La experiencia última con Inalsa -empresa que jurídicamente sigue existiendo- fue más que nefasta y, en parte, derivó en que hayamos perdido el control de un bien de primera necesidad. Sin embargo, desde sus inicios y durante largos años, Inalsa fue ejemplo de gestión y de implicación de su personal, al mismo nivel que estamos acostumbrados a contemplar en los Centros de Arte, Cultura y Turismo.

El debate está abierto y la lucha, aunque soterrada y en despachos, ha comenzado. Convendría que un gran pacto político se impusiera, como también se sostiene ya desde distintos partidos.

Consorcio-Canal Gestión: se avecina un nuevo pulso por el agua pública en Lanzarote
Comentarios