Historia

El mar devoró el ‘Rolla 1’, el barco que encalló hace 40 años en la Caleta de Famara

El ‘Rolla 1’ al embarrancar, en 1982. Foto: Memoria Digital de Lanzarote.
El ‘Rolla 1’ al embarrancar, en 1982. Foto: Memoria Digital de Lanzarote.

En cuatro décadas, el empuje de las olas ha reducido casi a la nada al carguero, y del barco apenas despunta un pedazo del morro de proa a marea vacía

El mar devoró el ‘Rolla 1’, el barco que encalló hace 40 años en la Caleta de Famara

El día 19 de enero del presente año se cumplieron 40 años del accidente sufrido por el ‘Rolla 1’, el barco que encalló frente a la Caleta de Famara en 1982. En cuatro décadas, el empuje de las olas ha reducido casi a la nada al carguero. Por la misma época encalló en la isla otro mercante, el ‘Telamón’, pero mientras este ha conservado buena parte de su estructura, la mar de barlovento, muchísimo más brava debido a la fuerza del viento, ha acabado desmenuzando el ‘Rolla 1’. Del barco apenas despunta un pedazo del morro de proa a marea vacía

El navío, que había salido del puerto de Águilas, en Murcia, se dirigía a Nigeria, con escala en Las Palmas de Gran Canaria. Cuando transitaba por el norte de Lanzarote, parece ser que sufrió una vía de agua en la sala de máquinas y acabó embarrancando frente a la Caleta de Famara. La Cruz Roja del Mar, apoyada por la Guardia Civil y la Comandancia de Marina, y con la ayuda de algún lugareño, logro salvar a la totalidad de los 23 tripulantes. No fue una tarea fácil debido al fuerte oleaje.

Unas 90 toneladas de combustible a bordo 

Además de las vidas de la tripulación, corrió grave riesgo el litoral de Famara. Las estimaciones del momento calculaban que el buque llevaba unas 90 toneladas de combustible en sus depósitos, y, de haberse producido vertidos, la playa pudo verse seriamente afectada. La amenaza de una marea negra a pequeña escala era cierta, pero, por fortuna, no se derramó y el combustible fue extraído y trasladado a camiones cisterna

Según las crónicas de la época, la compañía de salvamento del ‘Rolla 1’ regaló el combustible a la Cruz Roja de Lanzarote en señal de agradecimiento por su decisiva contribución en el salvamento de la dotación del barco. No obstante, sobre la arena de la playa fueron visibles las consecuencias el naufragio en forma de bolas de piche, trozos de madera, objetos y utensilios de plástico… En sus bodegas transportaba unas 4.000 toneladas de cemento.

Un fuerte temporal lo partió por la mitad 

A finales de aquel año, en diciembre, un fuerte temporal partió por la mitad el mercante y, a partir de ese momento, su estructura ha ido menguando año tras año. Su silueta se ha ido desvaneciendo y en la actualidad hace la función de baliza indicadora del lugar en el que yacen los restos del naufragio, convertido desde entonces en un arrecife artificial rico en vida marina. 

Solidificados en el fondo del mar en perfecta geometría, los sacos de cemento que transportaba el barco señalan el lugar dónde acabaron reposando sus entrañas. ‘Google’ ofrece una única ficha sobre el ‘Rolla 1’. Recoge la existencia de un mercante asiático de 107 metros de eslora y con casi 4.000 toneladas de registro bruto, construido en 1966, que se dedicó a la carga general y que se encuentra “desmantelado o perdido”.

El mar devoró el ‘Rolla 1’, el barco que encalló hace 40 años en la Caleta de Famara
Comentarios