Ecologismo

Dos décadas después, una pareja de guirres está criando en Timanfaya

Ejemplar de guirre
Ejemplar de guirre

"Esta es una gran noticia para todos los amantes de la naturaleza y para los que conservamos y protegemos el Parque Nacional", dicen los agentes medioambientales de Timanfaya

Dos décadas después, una pareja de guirres está criando en Timanfaya

Los agentes de Medio Ambiente destinados en el Parque Nacional de Timanfaya, celebran que "tras más de 20 años de ausencia", una pareja de guirres está criando en el paraje protegido.

"Esta es una gran noticia para todos los amantes de la naturaleza y para los que conservamos y protegemos el Parque Nacional", apuntan en la nota que han compartido a través de grupos de mensajería.

Se trata de una joven pareja de estos ejemplares que se pudo ver en los dos últimos años "explorando y cortejando" en los volcanes de Timanfaya  y que en estos días se encuentra incubando la puesta.

Los agentes apuntan que "esta es la fase más crítica y frágil del periodo reproductor", por lo que subrayan la importancia de hacer mucho hincapié en que se sigan todas las medidas de protección posibles.

Entre los cuidados a tener en cuenta: evitar transitar por las inmediaciones de los territorios de nidificación; la realización de actividades recreativas o deportivas, como la escalada, senderismo, etc. en las cercanías de territorios de nidificación; caminar siempre en silencio; evitar llevar animales, tipo perros sueltos; en caso de avistamiento de guirres adultos a corta distancia -250 m-, abandonar la zona rápidamente y, a ser posible, informar al personal técnico de dicho avistamiento.

 Además, en caso de avistamiento de un nido aparentemente ocupado "por esta o cualquier otra especie rupícola", no hay que intentar jamás acceder al nido ni permanecer largos periodos de tiempo junto a él: "es muy probable que nuestra presencia impida que los adultos regresen al nido" y, a ser posible, informar al personal técnico de dicho avistamiento.

Los agentes medioambientales recomiendan también difundir estas pautas de comportamiento entre otras personas o colectivos interesados.

El guirre o alimoche (Neophron percnopterus majorensis) es una subespecie canaria que se encuentra en peligro de extinción y de la que hasta el año pasado solamente contábamos con solo 9 parejas en Lanzarote.

Para avisos de avistamiento se puede contactar con los guardas en el teléfono 928 118 049 o por email a [email protected]

Dos décadas después, una pareja de guirres está criando en Timanfaya
Comentarios