Cultura en la carpa

La Villa de Teguise vivió una noche con 'Magua'

Magua, un espectáculo que unió Lanzarote y La Palma
Magua, un espectáculo que unió Lanzarote y La Palma

Las agrupaciones musicales del municipio y la interpretación teatral dirigida por Daniel Aparicio unieron a Lanzarote y La Palma a través de las erupciones

La Villa de Teguise vivió una noche con 'Magua'

El espectáculo Magua hizo que la música y la solidaridad fueran las protagonistas de la noche del sábado en la Carpa Municipal de Teguise, donde se unió el canto y la interpretación teatral en honor a la isla de La Palma. 

La propuesta cultural, dirigida por Daniel Aparicio, arrancó con la interpretación de la Banda Municipal y de Los Diabletes, que ofrecieron al público una genuina escenificación de la explosión del volcán, haciendo un símil entre las erupciones de Lanzarote y La Palma. 

En dicha representación, el personaje del diablo fue guiando e introduciendo a todos los grupos participantes en el espectáculo, haciendo alusión a la temida imagen en torno a la fuerza de la lava y del volcán, siempre presente en el ideario del conejero.

La solidaridad y la música de agrupaciones como Acatife, Guanapay, las parrandas de Los Valles, de Teseguite y Guagime desfilaron por el escenario con interpretaciones de un repertorio de canciones que iban siendo introducidas por el grupo de teatro Esperanza Spínola

El alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, felicitó al autor del espectáculo Magua, Daniel Aparicio, joven de Teguise formado en las artes escénicas, y a la Federación Cultural y todos sus grupos, “por el éxito obtenido, con aforo completo, y por haber conseguido transformar hechos tan dramáticos para nuestras islas y sus habitantes en puro arte y, sobre todo, en una muestra de solidaridad digna de aplaudir”.

El concierto concluyó con la actuación del grupo Calicanto y su emotivo tema “Soy de aquí”, que representó la esperanza y la unión del pueblo canario, transmitiendo el afán por la recuperación de la isla de La Palma, así como la alegría de los palmeros una vez terminadas las erupciones y la consiguiente y ansiada despedida del diablo. 

La Villa de Teguise vivió una noche con 'Magua'
Comentarios