Aires de inestabilidad

Aires de inestabilidad

¿Aires de inestabilidad o un brisote de escándalo? No queda claro del todo, al menos de momento, en qué situación queda el ejecutivo canario una vez que Fernando Clavijo decidió cesar a los consejeros socialistas, acusados de falta de cintura a la hora de plegarse a las exigencias de Coalición. De falta de cintura y de resistirse a una nueva bajada de pantalones, que es lo que ha venido sucediendo durante años. Es un gobierno que cuenta con el respaldo de sólo el 30% de los escaños en el Parlamento autónomo, lo que a priori lo convierte en un gabinete frágil.

Es la de CC una apuesta arriesgada, pero que se sustenta en un sólido argumento que ha pervivido durante los últimos 23 años: socialistas y populares jamás van a entenderse. La creencia, o la convicción, de que esta situación seguirá inalterable en el futuro inmediato es lo que ha animado a los nacionalistas a gobernar en solitario, copando todos los cargos públicos en el organigrama autonómico y, de paso, cerrando filas a base de contenturas de cara a su inminente congreso [nacional] previsto para el mes de marzo.
 
“Le puede ir muy bien a Clavijo si la inestabilidad no pasa de una ligera brisita, pudiendo llegar al final de le legislatura”
 
No hay porqué cambiar de táctica cuando te ha ido y te va bien. Hoy con los populares, mañana con los socialistas, según convenga, Coalición ocupa un espacio central en el equilibrio político de las Islas, situado justo en el fiel de la balanza. Tal y como están las cosas, les da igual cerrar un pacto que no, pues basta con ir por libre y cerrar acuerdos puntuales  a derecha e izquierda, según el asunto de que se trate. Ley del Suelo, con el PP. Políticas sociales, con el PSOE. Sistema electoral y triple paridad, con Casimiro.
 
Le puede ir muy bien a Clavijo si la inestabilidad no pasa de una ligera brisita, pudiendo llegar al final de la legislatura capitalizando el ciclo económico favorable, la reforma del Estatuto y la nueva financiación autonómica. Distinto sería si se forma tremenda ventolera y acaba pasando lo impensable, que socialdemócratas y conservadores se pongan de acuerdo una vez celebrados son congresos [estatales]. En verano.
 
Tanausú Lemes

Aires de inestabilidad
Comentarios