Hay un punto fijo de la Red en el Hospital Dr. José Molina

Donar sangre, mucha más por Navidad

Los días de puente en diciembre y las fiestas son elementos adversos a la donación y hacen que el stock disminuya; por eso hay que donar sangre ahora.

Donar sangre, mucha más por Navidad

Como viene haciendo cada año cuando se aproximan las fechas navideñas, el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH) recuerda la importancia de mantener el nivel de donaciones durante los días previos. Por eso, es posible que veamos alguna unidad móvil del ICHH aparcada en un lugar céntrico de la isla, aunque tampoco hay que esperar por ella, ya que en Lanzarote hay un punto fijo de la Red Transfusional Canaria abierto durante todo el año. Se encuentra en el Hospital Doctor José Molina Orosa y abre de lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 horas (salvo festivos).
 
Es habitual que el ICHH intensifique las salidas de sus unidades móviles para facilitar la donación de sangre al comienzo de las fiestas de Navidad. La razón es que por estas fechas las donaciones de sangre se ven afectadas por los desplazamientos de los donantes habituales y los cambios de rutinas. Por ello, las donaciones descienden durante las fechas navideñas a pesar de que las necesidades de los hospitales de Canarias se mantienen e incluso se incrementan, en especial de los grupos A y O- y B, que son los menos comunes.
 
Agosto y las dos últimas semanas del año es el período más crítico

Se estima que las reservas de sangre bajan un 25% durante estas fiestas. Junto con el mes de agosto debido a las vacaciones generalizadas, las dos últimas semanas del año es el período más crítico. Por lo tanto, ahora es el momento de donar e incrementar las reservas, el instante de hacer un regalo de vida y generosidad. Además, hay que tener en cuenta que la sangre caduca y que hay que transfundir con un período de tiempo determinado. Los hombres pueden donar cuatro veces al año y las mujeres tres.
 
Las donaciones de sangre contribuyen a salvar una vida e incluso varias si se separa por componentes: glóbulos rojos, plaquetas y plasma. La importancia de la donación está en que, por ejemplo, para atender a las mujeres con complicaciones en el embarazo se necesitan alrededor de diez bolsas de sangre, mientras que los afectados de traumatismos graves provocados por accidentes de tráfico requieren, aproximadamente, unas 20 bolsas y un paciente oncológico a lo largo de su tratamiento unas 200 bolsas.
 
Las donaciones de estos días llegarán a los pacientes en plenas fiestas

Donar sangre es muy fácil. Puede donar cualquier persona sana, entre 18 y 65 años y que pese más de 50 kilos. Todo el proceso dura cerca de veinte minutos y consiste en recoger los datos personales, pasar una revisión médica, donar 450 centímetros cúbicos de sangre y, por último, se debe beber mucho líquido para recuperar el volumen extraído. La donación de sangre no duele. El pinchazo es similar al de cuando nos hacen una analítica. Tras la primera donación, se recibe el carnet de donante en el que aparece el correspondiente grupo sanguíneo.
 
Una vez donada, la sangre se analiza y se separa en los tres componentes sanguíneos: plasma, plaquetas y glóbulos rojos. Así cada paciente recibe lo que necesita. Por lo tanto, una donación de sangre asegura la transfusión a tres personas. Estos componentes sanguíneos se utilizan en diferentes tratamientos como intervenciones quirúrgicas, trasplantes, accidentes, enfermedades y tratamientos oncológicos, entre otros. El camino de la bolsa de sangre es largo. Desde que la donación sangre hasta que la sangre se transfunde a un enfermo pasan de veinte días a un mes. Por lo tanto, las donaciones de estos días llegarán a los pacientes en plenas fiestas navideñas.

Donar sangre, mucha más por Navidad
Comentarios