Día para Salir del Armario

Rechazo y discriminación: 'salir del armario' sigue siendo difícil para muchas personas

FOTO: Archivo
FOTO: Archivo
Josué Duarte, presidente de la Asociación LanzaEntiende, asegura que todavía queda mucho por hacer: "Yo me considero un afortunado, pero nos llegan muchos casos de personas que siguen siendo discriminadas por su orientación sexual"
Rechazo y discriminación: 'salir del armario' sigue siendo difícil para muchas personas

"Lo que no se ve, no existe, por eso es importante que el colectivo LGTBI esté visiblemente representado en los diferentes aspectos del tejido social, para poder reivindicar nuestros derechos".

El 11 de octubre se celebra el Día para Salir del Armario, a fin de generar una toma de conciencia de los derechos humanos de las personas que conforman la comunidad LGBT en manifestar con absoluta libertad su orientación sexual ante la sociedad. Según los datos recogidos por el Ministerio del Interior, los delitos de odio por la orientación sexual han aumentado un 70%. Agresiones físicas, insultos, acoso y más formas de ataques hacia personas LGTB+ son constantes en todos los ámbitos de la sociedad.

El miedo al rechazo y la posibilidad de ser el blanco de las burlas o las agresiones homófobas, hace que aún sean muchas las personas que viven su sexualidad "dentro del armario". Josué Duarte, presiente de la Asociación LanzaEntiende, se considera un "afortunado". "Es cierto que yo no tuve problemas en 'salir del armario'. Mi familia siempre me apoyó y nunca he sido rechazado". Sin embargo, Duarte sí reconoce que a la Asociación han llegado "muchísimos casos" de personas que han sido discriminadas por mostrarse ante sus allegados tal y como son y se sienten. "Durante la pandemia muchas personas nos contaban su historia. Y aunque parezca que hemos avanzado, desgraciadamente, todavía queda mucho por hacer".

Sobre esto, Josué Duarte aclara que "cuando hablamos de salir del armario no nos referimos a un pronunciamiento público, sino a mantener un comportamiento acorde a la orientación sexual que tenemos, en el ámbito familiar, en el trabajo... Se trata de una forma absolutamente normalizada e integrada como cualquier otra".

Desde LanzaEntiende, el presidente asegura que durante el periodo correspondiente a la pandemia del COVID llegaron "numerosos casos" de personas que por las circunstancias se vieron obligadas a un confinamiento, lo que implicaba volver a su domicilio original, con su familia. "El tener que convivir con personas que anteriormente habían rechazado tu orientación sexual desencadenó consecuencias terribles que a día de hoy seguimos arrastrando".

"Desde LanzaEntiende recomendamos a todas aquellas personas que quieran dar el paso de hablar claramente sobre su orientación que lo hagan desde desde el primer momento, que lo hagan sin miedo a familiares, amigos y a su entorno, sin ningún tipo de de tapujos".

"La mayor lección que deben conocer es que si por tu orientación sexual pierdes a tus amistades, o a tu familia, ni has tenido amigos, ni has tenido familia. La gente que te quiere siempre va a respetarte. Nunca tengas miedo a dar el paso ,porque lejos de perder, estás ganando", finaliza Josué Duarte, presidente de la Asociación.

Rechazo y discriminación: 'salir del armario' sigue siendo difícil para muchas personas
Comentarios