Caso San Ginés

Imputado un exadministrador concursal de INALSA por los pagos millonarios a Calatayud

Pedro Martín Toledo ha sido citado como investigado en la nueva causa contra Pedro San Ginés por un informe que suscribió en 2021 para tratar de justificar el pago de 82.000 euros que Calatayud reclamó a INALSA por honorarios de otro incidente concursal

Imputado un exadministrador concursal de INALSA por los pagos millonarios a Calatayud

El que hasta abril de 2013 fue uno de los tres administradores concursales de INALSA, Pedro Martín Toledo, ha sido citado a declarar en calidad de investigado por el Juzgado de Instrucción Nº2 de Arrecife, en el seno de las diligencias penales que se siguen contra Pedro San Ginés por la contratación irregular de su letrado-amigo, Ignacio Calatayud, y por el cobro de las costas procesales por parte del abogado mediante supuestos acuerdos opacos desconocidos para el Consorcio Insular de Aguas e INALSA con los que se embolsó un millón y medio de euros de dinero público en poco más de dos años.  

La imputación de Martín Toledo obedece a un certificado que firmó en el año 2021 -siete años después de haber cesado como administrador concursal- para tratar de justificar una reclamación de honorarios que el letrado-amigo de San Ginés presentó ante el Juzgado Mercantil de Las Palmas exigiendo a INALSA el pago de 82.000 euros en concepto de honorarios por su intervención en uno de los incidentes del concurso de acreedores de dicha empresa pública, por los que ya había cobrado más de un millón de euros. Fue precisamente esa nueva reclamación de honorarios la que destapó este nuevo caso.

En el certificado que suscribió Pedro Martín Toledo se contienen manifestaciones sobre los supuestos acuerdos alcanzados con Calatayud para que éste se embolsase las costas procesales a favor de INALSA en los incidentes concursales que no se corresponden con los documentos existentes en la investigación. Fuentes conocedoras del caso apuntan que en el mismo certificado, Martín Toledo también hace afirmaciones sobre las tasaciones de costas efectuadas en los incidentes concursales que son inciertas porque en ninguno de los asuntos que se investigan se llegó a practicar esa tasación, ya que el importe de las costas se fijó mediante acuerdos extrajudiciales en los que participó Calatayud sin el conocimiento ni autorización de sus clientes, INALSA y el Consorcio del Agua.

Además, todos esos acuerdos extrajudiciales se produjeron con posterioridad al 13 de septiembre de 2013, fecha en la que cesaron los administradores concursales, por lo que en ninguno de los mismos intervino la administración concursal, una circunstancia que genera serias dudas sobre el conocimiento que podría tener Pedro Martín Toledo sobre el cobro de unas costas que se produjo tras su cese como administrador.

En el certificado emitido en 2021 por Martín Toledo, también se llega a afirmar que el supuesto pacto por el cual el letrado de INALSA se apropiaba de las costas de sus clientes afectaba también al Consorcio del Agua de Lanzarote, cuando esta última entidad nunca estuvo en concurso de acreedores ni sometida a ninguna administración concursal, de ahí que resulte sorprendente que el ex administrador concursal ahora imputado en la causa contra San Ginés y su amigo-letrado se atribuya facultades sobre la defensa del Consorcio del Agua que nunca tuvo.

Las dudas sobre la veracidad del contenido del certificado que hizo Pedro Martín Toledo en el año 2021 para tratar de justificar los pagos a Calatayud resultan aún más intensas porque lo que se dice en el mismo contradice el informe oficial emitido por los tres administradores concursales al Juzgado Mercantil sobre la contratación de aquel, en el que los tres administradores de INALSA (incluido Martín Toledo) señalaron que quien contrató a dicho letrado y quien pactó sus honorarios fue el representante legal de la empresa, Pedro San Ginés.  

La imputación de Pedro Martín, que tendrá que declarar el próximo viernes,  23 de septiembre a las 10:30 horas, supone un notable incremento de la presión judicial sobre Pedro San Ginés ya que este siempre ha manifestado que fue la Administración Concursal, y no él, quien habría contratado a su amigo Calatayud y que fueron los administradores concursales quienes negociaron y pactaron que se quedase con todas las costas a favor de INALSA y del CONSORCIO sin el conocimiento ni el consentimiento de sus clientes, algo de lo que no solo no existe ningún documento que lo acredite sino que resultaría radicalmente ilegal.      

Imputado un exadministrador concursal de INALSA por los pagos millonarios a Calatayud
Comentarios