Ernesto Cedrés

Ruidos en Arrecife

20/8/2019
El exterior de las discotecas de la calle Manolo Millares a la hora del cierre, cuando salen los últimos clientes la mar de contentos hablando en voz muy alta o gritando, directamente; algunos tramos del Charco en horas de madrugada; algunos motoristas haciéndose notar sobre sus motocicletas; el tráfico en horas punta en algunas vías públicas… En Arrecife hay zonas, horas y momentos en los que el ruido es insoportable, aunque por lo general no puede afirmarse que sea una ciudad ruidosa. En la Avenida Marítima, por ejemplo, es un remanso de paz desde que se cerró al tráfico generalizado de vehículos y, como mucho, se hace notar de vez en cuando alguna guagua que circula con prisa a más velocidad de lo permitido. Lo suyo, no obstante, es aspirar a una ciudad libre de ruidos.
 
Santa Cruz de Tenerife ya posee su mapa sonoro. También conocidos como mapas acústicos o mapas de ruido, el mapa sonoro es una técnica que permite conocer las condiciones sonoras de una zona, barrio o ciudad. Así, un mapa sonoro puede mostrar, por ejemplo, cómo suena una zona industrial, un aeropuerto, una avenida muy transitada, una zona de copas o una ciudad al completo. Utilizada por tanto para cartografiar la sonoridad de una determinada área geográfica, la finalidad última sería la de conocer su contaminación acústica. Su realización implica la posterior puesta en marcha de actuaciones correctoras, preventivas y de otra índole con el fin de avanzar en la mejora progresiva de la calidad sonora ambiental. En eso están en Santa  Cruz y en otras muchas ciudades. Y hasta en Playa Honda, dada la cercanía del Aeropuerto. ¿Y Arrecife? Ni idea.

Añadir nuevo comentario