Opinión

El falso debate político sobre los Servicios de Atención a la Discapacidad en Lanzarote en tres actos

El falso debate político sobre los Servicios de Atención a la Discapacidad en Lanzarote en tres actos

Acto 1. Coalición Canaria: El despropósito de los desmemoriados

Después de escuchar las opiniones vertidas por sus representantes sobre este tema, deben creer que somos el culmen de su proyecto cultural, es decir, que no leemos una m., que no tenemos memoria y  que nos pasamos la vida entre ferias de la tapa, rallyes y puertos deportivos.

Da grima oir a Jesús Machín Jr, a Pedro San Ginés y a toda su pandi de replicadores sin argumentos atacar la decisión del cabildo de sacar a concurso los servicios de atención a la discapacidad (en adelante SATD por economía), y no es porque esta decisión no pueda ser criticada, de hecho lo debe ser y mucho, pero no con sus argumentos desmemoriados. Estos pibes ya no se acuerdan de que fue su gobierno nacionalista (recuerden, unos años en connivencia con PSOE y otros con PP) quien impulsó la actual Ley de Servicios Sociales, que ha tenido una fuerte respuesta de rechazo de entidades, colectivos y de numerosas/os profesionales de la atención social en Canarias, pues abría la puerta a una "delegación" privatizadora de la responsabilidad pública de la atención social. ¿Inés Rojas no era de su partido?, pues el proyecto de ley se impulsó desde su consejería y ¿no fue una tal Cristina Valido, muy de la doctrina liberal de CC, quien ostentaba la consejería de bienestar social y Fernando Clavijo la presidencia, consejera de bienestar social cuando se aprobó la ley? Si, si, y por unanimidad del arco parlamentario, dirán ustedes, y con tristeza debo reconocer que aunque el afán privatizador lo sembraron ustedes se lo compraron todos y todas. Declarando así el parlamentarismo canario su unanimidad neoliberal sobre la responsabilidad pública de la atención social de este archipiélago. La atención a la discapacidad incluida.

Fin del acto: No usen la demagogia contra una opción "la de privatizar los servicios de atención a la discapacidad" que ustedes tan alegremente impulsaron, planearon, redactaron y sacaron adelante en un parlamento que no puso impedimento ni a la izquierda ni a la derecha . No usen la demagogia contra una práctica habitual de sus distintos gobiernos insulares y locales en Canarias. Díganle a las familias que mientras Clavijo presumía de superávit fiscal a los pies de Rajoy a costa de los recortes en política social, sacaron una Ley que abría de par en par los servicios sociales a la privatización, a la incertidumbre, a una política social no garantista.

Acto 2: El PSOE: Estética y política social

Me pregunto que tenía en la cabeza Patricia Hernández (consejera de políticas sociales del primer gobierno de Clavijo) cuando le siguió la bola a coalición con el entonces proyecto de ley y que acabaría aprobándose sin ella en el gobierno y con su partido aplaudiendo desde la grada. Entiendo que la ansiedad por gobernar y la cosa de los pactos pues tienen estas cosas pero, ¿a estos pibes y pibas desde que ingresan en las juventudes no les sueltan eso del estado del bienestar, que si el papa González el Grande, que si las políticas sociales somos nosotros/as, y esto y lo otro? ¿No les parece extraño que el socialismo insular sea tan mordaz (y en este caso, acepto que necesario) con las cuestiones sobre el territorio y sus estéticas y sea tan pueril en su discurso social? Por que, ¿Qué mentalidad política de bajo vuelo ideó, aun a riesgo (y real, como se está manifestando) de generar más incertidumbre entre familias y usuarios/as y dar pie, lo peor, para que una cuestión tan sensible se convierta en pasto de las miserias desinformativas  del carroñeo electoral, quién, insisto, ideó que la mejor manera de arreglar un entuerto jurídico e histórico consentido y alimentado por todos/as, era única e irremediablemente  "sacar a concurso" el servicio y además con esta brillante comunicación social? 

Han cometido el gran error de no empezar reconociendo que el consentimiento mutuo, también del PSOE (¿existía ADISLAN en la época de Joaquín Caraballo? ¿Cómo se gestionaba el asunto y porqué no estaba en la agenda socialista normalizar este servicio entonces?) está detrás de esta situación. Y lo primero que había que hacer era admitir que el tema y su complejidad requerían, por el bien de las personas usuarias y sus familias, unos modos y unos tiempos muy distintos. Porque una cosa es la necesaria  renovación, impulso, refuerzo y sostenibilidad económica de los SATD de la isla con la participación de todos los agentes implicados, y otra es plantear la cosa como una mera cuestión de normalización jurídica del servicio, cayendo en lo que han venido cayendo todos desde siempre, ignorar que lo que no existe ni ha existido en la isla es una gestión política de la atención social sino más bien una administración económica variable e imprevisible del presupuesto (y he ahí el frasco de las esencias del clientelismo) sujeta a los caprichos de administradores/as contables gestionando rutinas y no de hacedores/as de política social.

Fin del acto:  La socialdemocracia o lo que sea que ideológicamente les dé el pegamento para las reuniones o las conferencias en la plazuela, debería darles para algo más, recuperen el servicio, hagan público el servicio, saquen a oposición/concurso las plazas de las/os profesionales sociosanitarios necesarios, den un papel importante en la planificación y en la gestión a las familias y a sus asociaciones, su participación activa es fundamental para la calidad del servicio y para complementarlo, no para sustituirles a ustedes por la mitad de los recursos económicos que en realidad llevaría una verdadera política de atención integral  a las personas con discapacidad en la isla.

Acto 3. Podemos Lanzarote: Pendientes de asamblea para tener opinión 

No puedo decir mucho de esta gente, creo que venían a reformar algo, si es así deben estar empezando por sus domicilios, se les intuye fagocitados, casi con toda probabilidad asimilados a su socio, cerrando así la brillante estrategia política de manipulación y control de este fatuo partido que comenzó con Meca, lo cierto es que ya están administrando, en proceso de enculturación institucional, no opinan sobre estas cuestiones, la consejera de juventud prefiere presentar talleres de resiliencia juvenil (superesenciales deben ser) a  preguntar a su socio por los servicios y prestaciones de los jóvenes con discapacidad, igual durante la negociación del pacto le dieron el curso de no mezclar churras con merinas, puede ser. De Nona no hablo, aunque primera de lista en la isla al Cabildo, se fue a "hacer las américas del patrimonio" y no dice ni mu sobre nada, agradecida que estará, o será que todo estará bien o las dos cosas al mismo tiempo. Sólo Elena Solís, con la papa caliente (que listo es el espinete) del Medio Ambiente, ha sido capaz de lucidez y criterio, el resto a a sombra de la camiseta, como los soplaelectores que son.

Apunto eso sí el desconcierto que me causó la respuesta del consejero Jorge Peñas ante una pregunta (con cierto colmillo) de una periodista de Cadena Ser Lanzarote, acerca de sus preferencias sobre la entidad que debería gestionar los SATD de Lanzarote, - ¿Prefiere usted una empresa o una ong gestionando los servicios que presta Adislan? y él, dubitativo, con calma, no respondió lo que por el partido que representa esperábamos, no dijo eso de, bueno, que sea una empresa o una ong quien gestione este servicio no es la cuestión, la cuestión es que no hay plan de atención a la discapacidad en la isla, no hay ficha económica, se toman decisiones de calado y no se escucha a las familias primero, se carece de profesionales, estamos siempre improvisando, hay muchos actores y agentes a los que no se enfoca, la discapacidad de la isla atañe también a muchas otras organizaciones y familias de todo el territorio que merecen ser escuchadas e integradas, etc, etc. No, no contestó nada de esto. Y eso que este pibe viene de asesorar al segundo teniente alcalde de Tías en temas de servicios sociales, y por eso debe ser que su respuesta fue algo así como "... yo no puedo opinar sobre esto porque es mi partido el que debe tener una posición y no me toca a mi opinar sobre esto", la periodista insistió dos veces más y él,  que no, que a el no le tocaba responder, en fin, no sólo tiene coña que en realidad se escude en algo que no existe orgánicamente ¿partido? ¿qué partido? ah, qué cosa, pero además es que como representante de la "gente" no se corta en admitir que no tienen ni pajolera idea, y que ni le suena haberlo hablado entre ellos, interpretamos que deben estar cociéndosela, la opinión digo, o llamando a alguien del PSOE para ver si pueden o no tener una opinión sobre esto, estarán discutiendo por asamblea telemática incluirlo en el orden del día, puede que justo detrás del tema del acuífero de Timanfaya, concluyendo, que estamos ante  unos profesionales, tanto que parece que el curso de las churras y las merinas lo traían ya bajo el brazo. A bote pronto, sobre todo a este, lo veo como futuro consejero de bienestar social de un PSOE con el rebaño de la disensión post zapaterista que engordó a Podemos, recogido y en casa. Al tiempo.

Fin del acto: El partido de la gente no tiene opinión sobre la gente a la que representa. El partido de la gente dice tontunas que valen para Albacete, Vladivostok, Tasmania o Vallehermoso, generalidades que nos les comprometen, es la instagrammanía del discurso de los políticos alternativos, siempre queda bien una buena imagen reivindicativa, te la puedes llevar a todos lados y vender lo mismo. Parecen no saber mucho más allá del sitio en el que viven. Serán bien acogidos, son los políticos perfectos.-ñ

PD: De los otros partidos ni hablo, hay algunos Nuevos Canarios con tontunas como el proyecto "isla Hogar" (que es a la política social lo que My Little Pony a la cultura) pero son todos aun mas irrelevantes que los anteriores.

El falso debate político sobre los Servicios de Atención a la Discapacidad en Lanzarote en tres actos
Comentarios