Opinión

Apuntalar la confianza recuperada

Apuntalar la confianza recuperada

Con la escena política sumida en el desconcierto generalizado que esta pasada semana provocó el debate en el Congreso de los Diputados, con la moción de censura presentada por Vox al Gobierno de Pedro Sánchez, la esperanza para los canarios nos ha llegado de Alemania y Reino Unido. En décimas de segundos dos noticias adelantadas en Twitter tenían más repercusión para el bienestar, la economía, las empresas y el trabajo en Canarias que las incontables horas dedicadas por 350 diputados a debatir de infinidad de asuntos, menos de los problemas reales que sufrimos como consecuencia de los efectos de la pandemia y de la catástrofe económica y social a la que nos está arrastrando.
 
Al mismo tiempo que desde el Congreso de los Diputados nos llegaba ruido, mucho ruido, descalificaciones, muchas descalificaciones, insultos, muchos insultos, pesimismo y desesperanza, en Alemania y Reino Unido asomaba un rayo de ilusión para nuestra economía, nuestras empresas y nuestros trabajadores. Dos titulares han abierto la puerta que las cosas puedan empezar a cambiar a mejor: Alemania saca a Canarias de la lista negra de los destinos turísticos y Reino Unido incluye a Canarias en la lista de corredores seguros para que los británicos puedan viajar. Ambas noticias han generado más optimismo a esta tierra que los dos días de debates interminables en el Congreso, con un contenido muy alejado de los problemas que la gente está sufriendo. 
Para la recuperación de la actividad turística en las Islas es necesario actuar en origen
 
En las respectivas decisiones que han tomado los Gobiernos de Reino Unido y Alemania mucho han tenido que ver las medidas adoptadas por el Gobierno de Canarias y el cívico comportamiento de la mayoría de la gente que vive aquí. El levantamiento del veto para que alemanes y británicos puedan viajar al Archipiélago es la mejor noticia para el sector turístico desde que la pandemia restringió la movilidad en Europa.
 
Para la recuperación de la actividad turística en las Islas es necesario actuar en origen y, obviamente, en el destino. Las medidas a adoptar en origen se escapan a nuestras manos, no así las que hemos tomado —y debemos seguir tomando— en las Islas. En nuestro Archipiélago no debemos cometer el error de confiarnos y relajar las medidas que se han ido adoptando para combatir los contagios. Los buenos datos conseguidos en las últimas semanas deben servir de estímulo para continuar la senda emprendida y lograr así situarnos como una referencia dentro de los destinos turísticos europeos por el compromiso de la población y los datos epidemiológicos.
 
El levantamiento del veto para viajar a Canarias de Alemania y Reino Unido es sólo un paso en el largo camino que debemos recorrer para que hoteles, apartamentos, casas rurales, comercios, bares, restaurantes y el largo listado de servicios vinculados al turismo vuelvan a recuperar el pulso y a ser generadores de oportunidades de trabajo.
Canarias ha recuperado la confianza de alemanes y británicos
 
La confianza ganada ante nuestros dos principales mercados turísticos no debemos tirarla por la borda. Debemos afianzarla y reforzarla. Es mucho lo que nos estamos jugando, ni más ni menos que el bienestar, la economía, la viabilidad de muchas empresas y el trabajo de mucha gente. El Gobierno de Canarias debe seguir siendo firme en el impulso y control de medidas que nos coloquen como una referencia entre los territorios más solventes sanitariamente en la contención del virus. La misma confianza que han depositado en las Islas los gobiernos de Merkel y Johnson hay que exigírsela al Gobierno de Sánchez para que autorice —y en su caso financie — test de control en la entrada y salida del Archipiélago a peninsulares y extranjeros.
 
Dos frases cortas, llegadas a través de los medios de comunicación desde Alemania y Reino Unido, han levantado más el ánimo a los sectores económicos de Canarias que los retóricos, pomposos y huecos discursos que durante veinte horas acapararon el interés de los 350 diputados encerrados en una burbuja en el Congreso de los Diputados. Canarias ha recuperado la confianza de alemanes y británicos, pongamos ahora todo de nuestra parte para apuntalar esa confianza. 

Apuntalar la confianza recuperada
Comentarios