Opinión

Los Presupuestos y el pacto en Canarias

Los Presupuestos y el pacto en Canarias

Los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 que están negociándose en Madrid serán la llave que Pedro Sánchez necesita para garantizarse una legislatura larga, con margen para pactar con unos y con otro, según convenga en cada momento. A pesar de contar con sólo 120 diputados y de la compleja composición del actual Congreso de los Diputados, el presidente tiene prácticamente garantizada una mayoría suficiente para sacar adelante las cuentas públicas del próximo año; y, partir de ahí, los socios pueden ir variando, depende de cada coyuntura.
El Ejecutivo dispondrá del instrumento que le permitirá canalizar los 140.000 millones que llegarán de Europa
 
El PSOE cuenta con 120 escaños en el Congreso de los Diputados que sumados a los 35 que tiene su socio de Gobierno —Unidas Podemos— coloca a los socialistas en una posición de partida de 155 escaños —a 21 diputados de los 176 que requiere la mayoría absoluta—. Parece cantado que llegará a acuerdos con Ciudadanos —10 diputados— y con el PNV —7 diputados—, con lo que se sitúa a solo cuatro escaños de la mayoría necesaria para aprobar los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. Con esos números sobre la mesa, para sumar la mayoría moderada de 176 diputados Pedro Sánchez se deslizará entre los dos diputados de Más País, los dos de CC-PNC con NC, el diputado de PRC, el diputado de Teruel Existe y, quizá, el de Comprimís. Las cuentas salen: tendremos Presupuesto Generales del Estado para el 2021.
 
Con la aprobación de las cuentas públicas para el próximo año el Ejecutivo dispondrá del instrumento que le permitirá canalizar los 140.000 millones que llegarán de Europa para paliar los demoledores efectos que está causando la pandemia. Además, una vez aprobadas las cuentas Sánchez tendrá el control de la duración de la legislatura. Por otra parte, a partir de ese momento la política de pactos responderá a la técnica  conocida como “geometría variable”: los sumandos necesarios para alcanzar la mayoría llegarán de los independentistas o de otras de las formaciones radicales; y, en otras ocasiones, será la propia mayoría que aprobará los presupuestos la que vaya sacando a los socialistas de los atascos —en ocasiones veremos también transversalidad a la hora de recabar los apoyos necesarios para obtener la mayoría—.
Unos buenos Presupuestos del Estado serán la mejor medicina para fortalecer la coalición de Gobierno en Canarias
 
El escenario presupuestario que se dibuja deja un amplio margen para que Canarias cuente —mucho, además– a la hora de la negociación presupuestaria. En los tanteos que están teniendo lugar estos días las fuerzas políticas de Canarias deben moverse con celeridad en la suma de los apoyos necesarios para alcanzar esos 176 escaños. Sobre la mesa debe estar, sin demora, lo que significan los escaños de Oramas y Quevedo y, sobre todo, la coalición de Gobierno en Canarias, presidida por el socialista Ángel Víctor Torres con el apoyo de Nueva Canarias. En ese marco negociador hay que hacer valer el peso del voto de Quevedo y posiblemente también el de la diputada de CC.
 
Unos buenos Presupuestos Generales del Estado para Canarias nos podrían ayudar a mitigar los terribles efectos que el virus está produciendo, con un cierre turístico generalizado que amenaza a las Islas con más pobreza y más paro. Por otra parte, unos buenos Presupuestos del Estado serán la mejor medicina para fortalecer la coalición de Gobierno en Canarias y para alejar los fantasmas que amenazan con rupturas. En las manos de Pedro Sánchez y del PSOE está que se atiendan  las justas demandas de Canarias y, de paso, que no se ponga en riesgo el pacto en el Ejecutivo que preside Ángel Víctor Torres.
 
Como en Madrid no lo van a entender, Torres y Rodríguez deberán explicárselos en el transcurso de la negociación abierta, haciendo valer el voto de Quevedo.

Los Presupuestos y el pacto en Canarias
Comentarios