MEDIO AMBIENTE

En marcha un plan de actuación para recuperar la salud de las palmeras de Lanzarote

El 80% de las palmeras inspeccionadas en San Bartolomé, Tías y Yaiza están afectadas por la enfermedad.

En marcha un plan de actuación para recuperar la salud de las palmeras de Lanzarote

El Cabildo de Lanzarote ha emitido este 27 de diciembre los resultados del ‘Informe de diagnóstico y plan de actuación para control de la plaga Diocalandra frumenti en las palmeras de los municipios de San Bartolomé, Tías y Yaiza, en la isla de Lanzarote’, cuyo objetivo principal ha sido conocer el estado fitosanitario de las palmeras situadas en ambientes naturales y rurales agrícolas y domésticos y urbanos.

Dicho estudio, llevado a cabo por la empresa Gestión del Medio Rural de Canarias (GMR Canarias), diagnosticó que 334 palmeras localizadas en los tres municipios inspeccionados sufren esta enfermedad. En vistas a que la muestra total de árboles analizada fue de 417, el 80% de estos está afectado por la plaga.

Al respecto, la presidenta del Cabildo insular, María Dolores Corujo, señaló que este informe ha sido encargado para atajar un problema más que patente en los palmerales de la Isla, y que constituye desde hace tiempo una de las más recurrentes demandas vecinales en las zonas afectadas.

“Nuestra intención es, gracias a los numerosos datos que arroja el estudio, poner en marcha actuaciones para salvar uno de los atractivos naturales más llamativos y representativos de Lanzarote, así como trabajar en soluciones para contribuir a cuidar nuestro entorno y medio ambiente”, manifestó la presidenta.

Se trata de un proyecto de dos fases; la primera - culminada- analiza el palmeral de los municipios desde aeropuerto al sur y en el primer trimestre de 2022 se entregará la segunda fase de los municipios desde aeropuerto al norte


“Observamos con especial preocupación los datos acerca de las palmeras inspeccionadas en la franja costera de los tres municipios, puesto que el 100% de estas están afectadas por la Diocalandra frumenti. Los resultados obtenidos describen una situación muy peligrosa para el estado fitosanitario y la futura supervivencia de nuestras palmeras en estas zonas, por lo que es necesario aplicar de manera urgente medidas para evitar aún más la dispersión de esta plaga”, indicó la presidenta.

El informe, al detalle

La expansión de Diocalandra representa un serio problema, por lo que el encargo de este informe responde a la necesidad de frenar esta plaga y de tomar medidas en favor de la protección del entorno de Lanzarote.

De las 334 palmeras afectadas por la plaga, 83 (24,85%) lo están de forma ‘leve’, 170 (50,89%) de forma ‘moderada’, y 81 (24,25%) con carácter ‘grave’.

En San Bartolomé, 69 de las 89 palmeras inspeccionadas presentaban Diocalandra, es decir, un 77,5%. En Tías, más del 80 % de las 140 palmeras prospectadas presentan presencia de la plaga. Se mantiene, al igual que San Bartolomé, como una de las zonas más afectadas de la Isla. Por último, en el municipio de Yaiza, más del 75 % de las 125 palmeras prospectada tienen síntomas de presencia de Diocalandra frumenti.

Entre las medidas propuestas por el estudio se encuentra garantizar el riego y el aporte de fertilizantes a las palmeras ubicadas en esta zona, la administración de tratamientos fitosanitarios, la eliminación de los corredores artificiales de palmeras cultivadas en los márgenes de las carreteras que enlazan áreas afectadas con zonas libres de plaga, y establecer procedimientos para el manejo y la eliminación de los restos vegetales desde su generación, transporte y tratamiento o transformación.

Por otra parte, el informe analizó también si las palmeras inspeccionadas presentaban síntomas compatibles con la presencia de la enfermedad Fusarium oxysporum, determinando que el 85% de las 417 palmeras revisadas tenía signos de dicha afección. Aunque este estudio solo está basado en la observación de síntomas, GMR Canarias consideró este un dato interesante a tener en cuenta de cara al futuro de estas plantas.

En marcha un plan de actuación para recuperar la salud de las palmeras de Lanzarote
Comentarios