TURISMO DE CRUCEROS

Llega el AIDAnova, un crucero movido con gas

El barco casi no contamina, tiene una eslora de 337 metros y capacidad para 6.600 pasajeros, que pueden elegir entre 21 variantes de cabinas diferentes.

Llega el AIDAnova, un crucero movido con gas

A las 06.00 horas de este viernes arriba al Puerto de Arrecife el AIDAnova, el último grito en cruceros turísticos que usa gas natural licuado como combustible. Entregada a Aida Cruises el pasado 12 de diciembre, este es su viaje inaugural. Es la primera vez que un buque de estas características opera en Canarias, ya que se desplaza con un recipiente al 100% con gas natural licuado, lo que reduce las emisiones de óxido de nitrógeno hasta en un 80% y de CO2 en un 20%. Sus emisiones contaminantes se aproximan a cero. La industria naviera también se renueva y comienza a adaptarse al inminente agotamiento de los combustibles fósiles.

El crucero desplaza 180.000 toneladas brutas
Durante su primera temporada el buque tendrá su base en las Islas. Se desplazará  por Madeira y Canarias en un itinerario tipo de siete noches a partir del presente mes diciembre, tocando puertos en cinco islas “para disfrutar de una sensación de verano en mitad del invierno”, indica la naviera. Los viajeros partirán de los puertos base situados en Gran Canaria o Tenerife y visitarán Madeira, Lanzarote y Fuerteventura. La compañía señala el mercado alemán como un destino ideal para este navío debido a las amplias y variadas conexiones aéreas, además de las agradables temperaturas que ofrecen las Islas en invierno. 
 
AIDAnova es un crucero construido por Meyer Werft en Alemania, bajo contrato de Carnival Corporation para AIDA Cruises. Tiene una eslora de 337 metros y capacidad para 6.600 pasajeros, que pueden elegir entre 21 variantes de cabinas diferentes. Los alojamientos van desde una suite de 53 metros cuadrados de espacio habitable más terraza al sol, dormitorio independiente y capacidad para cinco personas, a cabañas familiares con patio, pasando por los individuales con balcón, además de las suites junior, provistas de un jardín de invierno.
 
La amplia oferta wellness ocupa un espacio de 3.545 metros cuadrados

El crucero desplaza 180.000 toneladas brutas y es el más grande jamás construido para la naviera, pero a pesar de sus enormes dimensiones el confort y el servicio no deja de mejorar. Así, AIDAnova ofrece nuevas opciones de ocio como natación, aventura, relajación, disfrute, bienestar y fitness, además de experiencias temáticas como el Theatrium, la cervecería o el Club de Playa. La amplia oferta wellness dispone de un espacio de 3.545 metros cuadrados con todo tipo de tratamientos, así como un gimnasio al aire libre. En cuanto a la oferta de ocio, contempla, entre otras cosas, tres grandes toboganes de agua, un parque de aventura y varios clubes organizados por edades para niños y adolescentes. 
 
Por último, los restaurantes a bordo son “una fiesta para los sentidos y pura inspiración”, ya que los clásicos populares se complementan con nuevas sensaciones de placer. El crucero cuenta con 17 restaurantes que incluyen cinco de especialidades, seis a la carta, cinco buffets y un snack bar. Además, dispone de 23 bares que ofrecen variedades culinarias de todas partes del mundo.

Llega el AIDAnova, un crucero movido con gas
Comentarios