Programa Canarias Pro Hogar

Final feliz para una familia que iba a ser desahuciada en Lanzarote

Saadia Bourajaa en el reportaje realizado por Biosfera TV
Messaoud tiene una baja por incapacidad tras un accidente laboral y junto a Saadia tienen tres hijas menores. La familia, a punto de quedarse en la calle, ha conseguido una alternativa habitacional
Final feliz para una familia que iba a ser desahuciada en Lanzarote

Un final feliz para una familia amenazada de desahucio. Saadia Bourajaa, Messaoud El Farri y sus tres hijas, de cuatro, once y trece años, por fin respiran tranquilos. Tras meses de incertidumbre y de miedos, ante la posibilidad de tener que abandonar su casa y con una orden oficial de desahucio en sus manos, la familia finalmente ha conseguido una alternativa habitacional.

Al llegar la sentencia con orden y fecha de desahucio, la familia, gracias al asesoramiento y la colaboración por parte de la Plataforma por una Vivienda Digna, consiguió acudir a la oficina de vivienda del Gobierno de Canarias, con la idea de que pudieran formar parte del programa Canarias Pro Hogar, un programa destinado a paralizar el desahucio, o para ofrecer alguna alternativa habitacional.

La familia consiguió concretar una cita con la directora de Vivienda del Gobierno de Canarias, donde presentaron toda la documentación pertinente para solicitar una solución urgente, puesto que ya no disponían de más tiempo: la orden de desahucio ya estaba entre sus manos, y tendrían que abandonar la casa en un periodo muy corto de tiempo. 

La pareja aportó las pruebas que corroboran la situación de vulnerabilidad por la que pasan junto a sus tres hijas

La reunión llegó y, gracias a la empatía, la colaboración y las pruebas que la familia presentó para demostrar su situación, consiguieron una alternativa que les salvaría de quedarse en la calle. Saadia y Messaoud tendrán cubierto el pago de una vivienda durante cuatro años, hasta que las viviendas sociales estén construidas o se quede alguna de estas vacía.

Actualmente se encuentran buscando un hogar, para poder mudarse cuanto antes y empezar una nueva vida, sin miedo a quedarse en la calle en cualquier momento. 

Un largo proceso, de papeleo, entre abogados y tocando distintas puertas solicitando ayuda, que ha terminado con un final feliz. Gracias en este caso a la insistencia y la lucha que desde el principio hubo por parte de la Plataforma por una Vivienda Digna, se ha hecho justicia con esta familia. Aunque no siempre es así, la pareja pudo aportar las pruebas que determinaron y corroboraron la situación de vulnerabilidad por la que pasan junto a sus tres hijas.

El programa Canarias Pro Hogar está destinado a evitar los desahucios en el Archipiélago, gracias a una aportación extra del Gobierno de España a través del Plan Estatal de Vivienda 2022-2026. Se trata de uno del os principales programas del Plan de Vivienda de Canarias, creado para atender a estas familias en situación de vulnerabilidad y que cuenta con una dotación también de fondos propios de la Comunidad autónoma de 60.000 euros para este año.

Una herramienta con la que el Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI) facilita una solución habitacional inmediata, y que ha servido en esta ocasión para que esta familia no se quede en la calle. Estas ayudas son mediante una subvención directa, a las personas más vulnerables y se abonarán por la administración directamente a los propietarios de las viviendas arrendadas.

Hablamos de una ayuda que se ofrece en casos justificados, muy especiales, como el de esta familia, donde existe una incapacidad y tres niñas menores de por medio. En Biosfera Televisión contamos su historia. Desde ese momento, hasta hora, la vida les ha cambiado por completo. La familia está muy agradecida, especialmente por sus tres hijas, que ya no tendrán que vivir con miedo ante la posibilidad de quedarse en la calle.

Final feliz para una familia que iba a ser desahuciada en Lanzarote
Comentarios