21O | Día del Ahorro de Energía

Ahorrar energía es prioritario contra el cambio climático en Lanzarote

Si bien los gobiernos tienen una competencia ineludible en este campo, las personas podemos contribuir diariamente al ahorro de energía sin grandes esfuerzos.

Ahorrar energía es prioritario contra el cambio climático en Lanzarote

En el fondo, todo el mundo sabe que debemos cuidar el planeta, pero no todos asumimos nuestra parte de responsabilidad. Ahorrar energía es una forma de hacerlo, y más desde que se disparó el calentamiento global y se aceleró la crisis energética debido a la invasión de Rusia en Ucrania. Si bien los gobiernos tienen una competencia ineludible en este campo, las personas podemos contribuir diariamente al ahorro de energía.

AHORRO DE ENERGÍA SIN ESFUERZO

Por tanto, sin que nos suponga un gran esfuerzo, podemos utilizar bombillas de bajo consumo, utilizar la luz natural mientras sea posible, apagar luces o aparatos que no estemos utilizando, controlar el uso de la calefacción y aire acondicionado, desenchufar aquellos aparatos y dispositivos que no necesitan de conexión continua o procurar descongelar los alimentos a temperatura ambiente, sin la utilización del microondas.

Las energías fósiles, como el petróleo, se van agotando, el cambio climático avanza y el medio ambiente sufre las consecuencias de nuestras acciones. Es por ello que muchas organizaciones buscan sensibilizar a la población sobre la importancia de ahorrar energía y pedirles a los gobiernos un uso racional de los recursos energéticos o de buscar alternativas que favorezcan al medio ambiente. El Día Mundial del Ahorro de Energía se conmemora cada 21 de octubre y fue instaurado, precisamente, para ayudar a conservar los recursos naturales y lograr mayor eficiencia energética.

MÁS DE 73.000 MWH DE RENOVABLES EN 2021

El consumo de energía eléctrica se acercó a 700.000 Megavatios/hora (MWh) en Lanzarote en 2021, repartidos entre más de 81.000 clientes (contadores) y con un consumo medio por abonado de unos 8 MWh. Gran parte de la energía eléctrica que se consume se genera con combustibles fósiles en la central situada en Punta Grande (Arrecife), y se compone de dos grupos de turbina de gas y con 11 grupos diésel. No obstante, la producción de energía procedente de fuentes renovables avanza con paso firme, sobre todo la eólica.

Lanzarote consume una enorme cantidad de energía para desalinizar el agua del mar para consumo de la población, aunque cada vez más se viene vinculando la energía limpia a la desalación de agua. El de Los Valles fue el primer parque eólico que aportó energía limpia y renovable a la producción energética para la desalación de agua de mar para consumo humano en la isla. En 2020, la producción de energía procedente de renovables superó los 73.000 MWh.

Ahorrar energía es prioritario contra el cambio climático en Lanzarote
Comentarios