MEDIO AMBIENTE

La campaña 'El Bosque Ecopilas' llega a los centros educativos de Lanzarote y La Graciosa

Aula

La edición 2022 de esta iniciativa escolar de reciclaje permitirá la reforestación de una nueva área medioambiental degradada.

La campaña 'El Bosque Ecopilas' llega a los centros educativos de Lanzarote y La Graciosa

El Cabildo de Lanzarote, a través de la Consejería de Residuos que dirige Hugo Delgado, y en colaboración con la Fundación Ecopilas, pone en marcha una nueva edición de la campaña “El Bosque Ecopilas”, una iniciativa escolar de reciclaje que permitirá en unos meses la reforestación de otra área medioambiental degradada. El objetivo de la Institución que preside María Dolores Corujo es seguir potenciando la implicación del alumnado lanzaroteño y superar con creces las 110.000 pilas usadas depositadas en los centros educativos.

El consejero Hugo Delgado ha manifestado que los objetivos que persigue el proyecto son, “por un lado, dar un tratamiento adecuado a las pilas usadas para evitar la contaminación del entorno, ya que logramos recuperar más del 75% de sus componentes; y por otro, desarrollar un proyecto colaborativo de educación ambiental y concienciación social a través de la reforestación de nuevos espacios empleando especies autóctonas de Lanzarote y La Graciosa”.

La parcela que se reforestará será de carácter público. Y la plantación se llevará a cabo por parte de los estudiantes de aquel centro de enseñanza que más cantidad de pilas proporcionalmente hayan reciclado. Entre las especies autóctonas que se plantarán encontraremos veroles, tabaibas dulces, bejeques, tederas o tarajales.

Cómo crear un nuevo Bosque Ecopilas

La campaña que pone en marcha el Área de Residuos del Cabildo de Lanzarote comienza el próximo lunes, día 14 de marzo, y tiene previsto echar el cierre el 20 de mayo. Su escenario principal se sitúa en los centros educativos lanzaroteños y en La Graciosa, estando la campaña coordinada nuevamente por Lanzarote Recicla.

El objetivo es lograr la recolección y reciclado del mayor número posible de pilas usadas. Para ello, desde la Fundación Ecopilas se proporciona a cada centro una caja de acopio donde el alumnado deposita las baterías. Al final de la campaña se produce la compensación económica por parte de Ecopilas, que destinará un euro por cada kilo de pilas que se consiga reciclar gracias a las aportaciones de los estudiantes, un gesto de responsabilidad medioambiental que desembocará luego en el proyecto colaborativo de reforestación con especies autóctonas.

El consejero Hugo Delgado ha animado a los colegios e institutos a sumarse “de forma activa” a la campaña “El Bosque Ecopilas” para seguir mitigando, dice, el impacto del cambio climático en nuestro entorno.

La campaña 'El Bosque Ecopilas' llega a los centros educativos de Lanzarote y La Graciosa