Atajar el furtivismo

Nueva embarcación para las labores de vigilancia y apoyo científico en el Archipiélago Chinijo

Embarcación similar a la adquirida por el Cabildo
Embarcación similar a la adquirida por el Cabildo

La nueva embarcación tendrá una eslora de entre 10 y 12 metros, y contará con una capacidad para cuatro personas.

Nueva embarcación para las labores de vigilancia y apoyo científico en el Archipiélago Chinijo

El área de Medio Ambiente de Cabildo de Lanzarote ha adjudicado, por un importe de 289.999,99 euros, la adquisición de una nueva embarcación para la vigilancia e inspección en el Parque Natural del Archipiélago Chinijo. Además, servirá de apoyo a las labores científicas que se realizan en cooperación con distintas universidades.

La empresa Rodman Polyships, S.A.U. será la encargada de suministrar dicha embarcación, que deberá ser puesta a disposición de la primera corporación insular en un plazo máximo de seis meses desde la formalización del contrato.

“El Cabildo viene realizando una apuesta clara y decidida por la conservación del medio ambiente por lo que, para el buen funcionamiento del Servicio de Vigilancia del Archipiélago Chinijo, era necesario adquirir un nuevo barco, moderno y rápido, que permita desarrollar funciones y labores que, con las embarcaciones con que actualmente contamos, es imposible realizar”, explica el consejero de Medio Ambiente de la corporación insular, Jorge Peñas.

Y es que, tal y como detalla Peñas, para la vigilancia en aguas del Parque Natural del Archipiélago Chinijo y de los espacios integrantes de la RED Natura 2000 (ZEC y ZEPA) se ha venido contando hasta el momento con dos embarcaciones adscritas al servicio de Medio Ambiente del Cabildo (César Manrique y Roque Prieto) pero ambas “se encuentran obsoletas y bastante deterioradas, siendo necesario realizar cada año reparaciones complicadas que mantienen las mismas inoperativas durante buen espacio de tiempo”.

“Ahora actualizaremos nuestra flota, dotándonos de nuevos recursos más sostenibles que permitirán reducir las emisiones de gases contaminantes”, destaca el consejero de Medio Ambiente.

La nueva embarcación tendrá una eslora de entre 10 y 12 metros, y contará con una capacidad para cuatro personas. Estará impulsada por dos líneas de ejes con hélices de paso fijo accionados por dos motores diésel que permitan alcanzar una velocidad de 20 nudos.

Tanto el proceso de construcción como los materiales empleados y la operación de la embarcación deberán estar orientados a la utilización óptima de los recursos, la reducción del consumo, la disminución de la contaminación y de las emisiones de todo tipo, con la vista puesta en que sea una embarcación lo más eficiente posible en el aspecto ambiental y con la menor huella de carbono posible.

El barco, con sus equipos y accesorios, deberá estar garantizado por la entidad adjudicataria contra todo defecto de fabricación y montaje por un periodo de doce meses a partir de su entrega y recepción.

Nueva embarcación para las labores de vigilancia y apoyo científico en el Archipiélago Chinijo
Comentarios