8S | Día del Pino

Punta Mujeres y El Pino, mareas de septiembre y enfado popular

Punta Mujeres
Punta Mujeres
Las 1.377 almas que residen en Punta Mujeres conmemorarán el día del Pino este 8 septiembre, entre otras cosas, para reivindicar su hegemonía poblacional en el municipio
Punta Mujeres y El Pino, mareas de septiembre y enfado popular

Punta Mujeres celebra el próximo jueves, 8, el día grande de sus fiestas en medio de cierto malestar popular. De aquí a allá, parece poco probable que se haya disipado el enfado de buena parte de la población por el fallido programa de actos, del que responsabilizan al nuevo gobierno municipal. Quizá este hecho, el disgusto, ha evitado que pasen casi desapercibidas, como en otras ocasiones.

El Pino suele empezar cuando la celebración en Caleta de Famara vive su máximo esplendor, y acaba cuando Yaiza disfruta los días grandes de la festividad de Los Remedios. Atrapadas por estas dos multitudinarias celebraciones, las de este año se han hecho notar porque ha generado cierta polémica la cancelación de numerosos actos, aunque la verdad es que la festividad del Pino queda solapada hasta por las grandes mareas que, más o menos por estas fechas, señalan el equinoccio de otoño.

PUNTA MUJERES, LA LOCALIDAD MÁS POBLADA

El equinoccio de otoño se caracteriza porque el día tiene una duración igual a la de la noche en todos los lugares de la Tierra. De hecho, la palabra equinoccio proviene del término latín ‘aequinoctium’ que significa ‘noche igual’. Como quiera que sea, con o sin mareas, y aunque la basílica situada en Teror reclame la atención mediática en las Islas, las 1.377 almas que residen en Punta Mujeres conmemorarán el día del Pino este 8 septiembre. Lo harán para despedir formalmente el verano y para reivindicar, entre otras cosas, su hegemonía poblacional en el municipio, por delante de Arrieta y Haría.

Punta Mujeres es el núcleo poblacional con mayor número de residentes del municipio de Haría. Entre vivir en Haría o en Máguez, los harianos y sus descendientes no tienen la más mínima duda y, desde hace algunos decenios, se inclinan por asentarse en Punta o en Arrieta, junto al mar, en busca de un clima más benigno entre grandes charcos reconvertidos en piscinas naturales y pedregosas y recogidas calas. Este asentamiento surgió a principios del siglo pasado, cuando se establecieron en él algunas familias que se dedicaron ocasionalmente a cultivar la tierra y a la pesca.

MAREAS, FUERTES VIENTOS Y MAR DE FONDO

Sobre el origen del nombre de la localidad, Agustín Pallarés Padilla propuso como motivo del topónimo un suceso histórico acaecido en 1537. En esa fecha, zarparon de Sanlúcar de Barrameda unas naves españolas con destino al Nuevo Mundo, pero cuando la flota se encontraba en aguas de Lanzarote fueron abordadas por unos buques de guerra franceses que raptaron a las mujeres y las retuvieron durante unos días, hasta que decidieron abandonarlas completamente desnudas por esta zona litoral de la isla, entonces completamente desierta. Según Agustín Pallarés, la conmoción que este suceso sería motivo suficiente como para que el lugar tomara desde entonces el nombre de las infortunadas mujeres.

El nombre de mareas del Pino proviene de la cercanía de esta circunstancia meteorológica con dicha festividad, y tiene toda la pinta de que fue acuñado en Gran Canaria. Se trata de un fenómeno en el que las mareas fluctúan de manera exagerada ocasionando las denominadas bajamares y pleamares extremas. Con el equinoccio otoñal, aumentan la marea y el tamaño de las olas, pero su fuerza y sus efectos dependen de diversos factores, como la presencia de fuertes vientos y mar de fondo —en las Islas lo llamamos reboso— con pleamar muy viva. Las mareas grandes coinciden tanto con la luna llena como con la luna nueva.

Punta Mujeres y El Pino, mareas de septiembre y enfado popular
Comentarios