VIVIENDA

Isabel, a punto de quedarse en la calle junto a sus tres hijos y sus dos nietos: 'No sabemos a dónde ir'

FOTO: Archivo

Isabel tiene 53 años, vive con sus tres hijos y sus dos nietos y está a punto de quedarse en la calle. "Es la primera vez que paso por algo así, me duele que mi familia tenga que verse envuelta en esta situación. Siempre tiré hacia delante sola con mis hijos”.

Isabel, a punto de quedarse en la calle junto a sus tres hijos y sus dos nietos: 'No sabemos a dónde ir'

Isabel tiene 53 años, vive con sus tres hijos y sus dos nietos y está a punto de quedarse en calle. La historia de Isabel es, a su vez, la de otras tantas familias a las que la pandemia les ha dejado en una situación de vulnerabilidad tras perder su puesto de trabajo. 
 
La mujer, desesperada, nos cuenta que tiene tres hijos, dos de ellos estudiantes, de 16 y 22 años, y la tercera, madre de dos niños, que tampoco tiene actualmente trabajo y se encuentra esperando, después de nueve meses, por el ingreso mínimo vital.
 
“Siempre he trabajado, tuve mi propio taller de costura, haciendo extras en apartamentos, de dependienta... Pero cuando llegó la cuarentena, me pararon, y desde entonces, no me han vuelto a llamar”. Isabel asegura que nunca le ha gustado pedir ayuda, que es la primera vez que pasa por algo así y que le duele que su familia tenga que verse envuelta en esta situación. “Siempre he sacado adelante a mi gente, soy separada y siempre tiré hacia delante con mis hijos”.
 
“Frente a esta situación no tengo otra opción. Si nos quedamos en la calle tengo que hacer algo, por eso pido ayuda”.
 
Isabel y su familia estuvieron durante años viviendo de alquier. Fue en marzo del pasado año 2020, cuando llegó la pandemia y con ello el confinamiento, es entonces cuando a Isabel la paran en su trabajo y se queda sin ingresos, y por tanto sin dinero para hacer frente al alquiler. Sin embargo, aclara que no se trata de ninguna polémica entre casera e inquilino. “Se portó muy bien con nosotros. Ella ya no podía hacer más. Le pagué hasta marzo y estuvimos viviendo allí hasta diciembre. Me perdonó la deuda, me entendió, pero tuve que dejar el piso”.
 
Entre lágrimas, Isabel se sincera, y asegura que jamás pensó que tendría que llegar a estos límites, “frente a esta situación no tengo otra opción. Si nos quedamos en la calle tengo que hacer algo, por eso pido ayuda”. “Pensé que encontraría trabajo y que conseguiría otro lugar en el que vivir, pero no fue así. He estado, hasta entonces, quedándome de casa en casa, con amigos, allegados, o con mi otra hija, que vive con su marido. Pero ahora ellos también pasan por una situación económica complicada. Tienen que dejar la casa y se van a una habitación de un familiar. Nosotros ya no sabemos a dónde ir”
 
Isabel ha decidido acudir a las administraciones, pero tampoco ha conseguido, de momento, que le ayuden. “Me ayudaron a pedir una cita urgente en Servicios Sociales de Arrecife. Pero no me dieron solución. Me dicen que no se puede tramitar algo así en cuestión de días”
 
“Mis hijos, dos de ellos estudiando y la otra, con los dos niños, están tratando de ayudar, hasta el de 16 años está tratando de buscar trabajo. No encontramos nada. Yo no quiero que tengan que pasar por esto”, añade Isabel. 

Isabel, a punto de quedarse en la calle junto a sus tres hijos y sus dos nietos: 'No sabemos a dónde ir'
Comentarios